¿Qué es el diseño web?

Con más de mil millones de sitios web activos en internet hoy en día, no sorprende que el diseño web sea uno de los pilares para tener presencia en línea y destacar.

Así que, si tienes un sitio web, o estás considerando crear uno, has venido al lugar correcto para conocer qué es el diseño web y qué impacto puede tener para tu marca.

¡Toma nota!

¿En qué consiste el diseño web?

El diseño web es el arte de planificar, disponer y organizar los diferentes elementos de contenido de un sitio web, para que pueda publicarse en diferentes medios de comunicación digitales, sea accesible y agradable para los internautas alrededor del mundo.

Abarcando componentes estéticos y funcionales, el diseño web es lo que determina el aspecto de un sitio web, como sus colores, fuentes y gráficos, además de dar forma a la estructura del sitio y la experiencia de los usuarios.

De hecho, la experiencia del usuario es su enfoque principal, y no el desarrollo de software.

Esta rama del diseño está en constante evolución, e incluye las aplicaciones móviles y la interfaz de usuario.

Lo que busca es satisfacer las necesidades tanto de los propietarios de sitios web, como de los visitantes.

Es por ello que suele ser un proceso que combina conocimientos y herramientas de diversas áreas, que van desde el diseño gráfico hasta la optimización UI y UX.

Los elementos básicos del diseño web

Hay una gran cantidad de componentes que forman parte del diseño web.

Sin embargo, te explicaremos a continuación los elementos más importantes a los que debes prestar atención si quieres mejorar el rendimiento de tu sitio.

  • Diseño responsivo

El diseño web responsivo se refiere a una estrategia de diseño que permite que los sitios web se adapten a diferentes tamaños de pantalla sin comprometer la usabilidad y la experiencia del usuario.

El texto, los elementos de la interfaz de usuario y las imágenes cambian de escala y tamaño según la ventana gráfica.

Básicamente, se trata de crear páginas web que se vean bien en todos los dispositivos.

Pero no solo debes tener en cuenta los dispositivos, hay veces en que vale la pena echar un vistazo a las adaptaciones que lleva cada navegador web, ya que en algunas ocasiones el orden de carga varía de navegador a navegador.

  • Estructura del contenido

La escaneabilidad es la forma de presentar el contenido y los elementos de navegación como un diseño que se puede visualizar fácil y agradablemente.

Este aspecto integra la legibilidad y organización del texto, las imágenes, infografías, videos, CTA o llamadas a la acción, y demás recursos o contenidos visuales.

Con una escaneabilidad buena, ayudas a comunicar de manera más efectiva el valor del sitio.

También puedes dar uso a elementos y tendencias que te ayuden a mejorar tus estrategias de inbound marketing, únicos de un sitio web, como lo es el scrolling, este tiene la función de guiar al usuario a un call to action sin la necesidad de que cambie de página.

Además, será más probable que los visitantes permanezcan en tu sitio y se involucren más con tu contenido.

  • Tipografía

La mayoría de las empresas utilizan una fuente o tipografía particular como parte de su identidad de marca.

Por eso, el diseño web debe presentar una tipografía segura, limpia y audaz.

Una tipografía adecuada debe incluir:

  • Texto de tamaño adecuado, que generalmente es más grande que 16px.
  • Tipografía negra/gris, acorde con las tonalidades o imágenes del fondo.
  • Fuentes estándar web.
  • Espacio adecuado entre líneas para facilitar la lectura.
  • Elementos visuales

Tu diseño debe alinearse con un puñado de adjetivos relajantes: debe ser simple, familiar, intuitivo, limpio y accesible.

Usa mucho espacio en blanco (o relleno y márgenes) para dar espacio a los elementos de tu sitio para respirar, y usa diseños basados ​​en cuadrículas para mantener los distintos recursos visuales de diseño organizados y ordenados.

Las fotografías, íconos o gráficos fuertes brindan información adicional a tu texto, pero asegúrate de que las imágenes se complementen entre sí y con la marca que deseas representar.

Nota, videos, fotografías y archivos descargables podrían saturar tus servidores, ten cuidado, ya que esto podría disminuir la calidad de tu web.

También puedes dar uso a elementos visuales que te ayuden a mejorar tu storytelling, únicos de un sitio web, como lo son one-page y parallax. Recuerda que cada pieza de tu sitio web debe colocarse de acuerdo con la jerarquía visual que deseas asignarle.

Puedes dirigir los ojos y los comportamientos de los visitantes en función de tu diseño.

Si no tienes conocimientos de programación, te recomendamos utilizar un gestor de contenidos. (CMS) dentro de los cuales destacan; WordPress, Wix y GoDaddy, por mencionar algunos.

  • Rapidez o velocidad de carga

La velocidad se refiere a qué tan rápido carga tu sitio web por completo, a partir de que un usuario ingresa a él.

En un mundo tan acelerado, a nadie le gusta un sitio web lento. Por eso tu web tiene que estar funcionando a alta velocidad.

No importa cuán bonito sea el diseño web, no puede competir a menos que brinde a los visitantes la experiencia de navegación más rápida y fluida.

Por eso, si optaste por el marketing de contenidos como estrategia para atraer leads, te recomendamos prestar atención al peso de los archivos que utilizas.

Considera que no todos los formatos son óptimos para tu web, y una de las consecuencias se refleja al momento de la indexación, ya que si los tiempos de carga en tu web son prolongados, los rastreadores no mostrarán tus artículos en los motores de búsqueda.

Además, ten en cuenta que el host que elijas para tu sitio, también influye en su tiempo de carga.

Beneficios de tener un buen diseño web

Una marca fuerte y un diseño web pulido siempre han sido factores importantes de una campaña de marketing digital exitosa.

Y hablando específicamente del diseño web, los principales beneficios que puede aportar a tu marca incluyen:

  • Buena imagen corporativa

El tiempo que le lleva a un visitante evaluar la estética y llegar a una conclusión sobre tu sitio es extremadamente rápido, por lo que deseas que cuente.

Cuando un usuario llega a un sitio, un buen diseño puede hacerle sentir algo.

Si el sitio se ve moderno, está bien organizado, y cuenta con un buen diseño que es agradable e intuitivo, da la bienvenida a los visitantes y los alienta a quedarse por un tiempo e interactuar con él.

Si, por el contrario, el sitio es oscuro y frío, con gráficos obsoletos y una navegación extremadamente confusa, ¿por qué alguien se inclinaría por continuar en él?

Las primeras impresiones son importantes, los clientes potenciales visitan tu sitio y buscan conocer tu negocio.

De hecho, de acuerdo con estadísticas sobre diseño web de HubSpot, el 50% de los consumidores considera que el diseño del sitio web de una marca es sumamente importante.

Ojo, si deseas implementar estrategias de outbound marketing, debes considerar no utilizar banners o elementos muy agresivos, ya que puedes reducir la credibilidad de tu sitio web.

También, toma en cuenta que un nombre de dominio bien seleccionado, puede darle una apariencia mucho más profesional a tu sitio.

  • Ayuda al posicionamiento web

Google quiere que prioricemos la experiencia del usuario para premiarnos con un buen posicionamiento web.

Y esencialmente, esto podría darse con un diseño web bien planificado y pensado, que coloque en primer lugar las necesidades del usuario.

Además de la velocidad de carga que comentamos antes, hay algunas métricas que pueden indicar si el diseño de tu sitio está brindando una experiencia positiva a los visitantes y ayudando a tu estrategia SEO o no.

Entre ellas se destacan:

  • Tiempo en la página: cuánto tiempo pasa un usuario en una página.
  • Tasa de rebote: la tasa a la que un usuario llega a una página, no interactúa con ella y se va.
  • Tasa de conversión: el porcentaje de usuarios que visitan el sitio y realizan alguna acción de conversión.

Es muy importante rastrear cada una de estas métricas, ya que pueden indicar problemas relacionados con el diseño web.

Dentro de muchas campañas de SEO, intentamos apuntar a palabras clave o frases específicas para llevar a los usuarios a una página web.

Luego usamos las métricas anteriores como una forma de medir la efectividad de una página web y la experiencia del usuario en ella.

Por ejemplo, si vemos que muchas personas visitan una página web, pero no pasan ningún tiempo allí y la tasa de conversión es muy baja, puede significar que el contenido no satisface sus necesidades.

Sin embargo, también es posible que el contenido sea de calidad y satisfaga esas necesidades, pero es solo la forma en que se presenta la información lo que afecta las posibilidades de que un usuario se quede para leerlo y lograr una conversión.

De ahí que el diseño web tiene un fuerte impacto en la experiencia del usuario, y, por lo tanto, en tus acciones de SEO.

  • Destacar de la competencia

El diseño de tu sitio web es una excelente manera de hacer sobresalir a tu negocio por encima de la competencia.

Cuando compites con otras empresas, es común que tengas servicios y precios similares, por lo que es importante que cuentes con un diferenciador.

Si quieres destacar entre la multitud, tu sitio debe ser dinámico y estar cuidadosamente diseñado.

Un sitio web bien diseñado es una oportunidad para que tu negocio muestre sus características únicas.

Así, puedes mostrarle a tu audiencia por qué deberían elegir tu negocio por encima de la competencia.

  • Aumenta tus ganancias

El diseño web puede potencialmente ayudar a tu empresa a generar más ventas y mejorar los ingresos.

El 75% de los usuarios basan su opinión acerca de la credibilidad de un sitio en la calidad de su diseño web.

Cuando los usuarios miran tu sitio, determinan si es creíble o confiable según su diseño.

Por lo tanto, si tu diseño actual está desactualizado, no es intuitivo o visualmente agradable, los visitantes no lo verán como confiable y se alejarán. Eso hace que pierdas ventas para tu negocio.

Un sitio web que ofrece una experiencia positiva con un gran diseño, mantiene a las personas comprometidas.

Cuando tu sitio tiene un gran diseño web, atrae a tu audiencia y facilitas su experiencia de uso.

Entonces, mejorar el diseño de tu sitio web puede aumentar su credibilidad, ayudar a que los usuarios disfruten navegando o comprando en tu página, y por ende, conducir a un aumento de las ventas de tu empresa.

Aquí un ejemplo: Un e-commerce  dedicado a hacer marketing de afiliados hecha mano de recursos visuales en su diseño web para atraer a sus clientes, ya que, aunque vende productos de calidad de terceros, debe generar la misma confianza a los usuarios, también es común que utilicen estrategias como el SEM para ofrecer sus productos por medio de los buscadores de internet.

  • Obtener buenas recomendaciones

La gente no confía en los sitios web mal diseñados, y mucho menos los recomienda.

Por otro lado, un sitio profesional y con un buen diseño web genera confianza con tu audiencia, creando más oportunidades para que tu empresa capture clientes potenciales.

Esto puede conducir a que los usuarios tengan experiencias positivas con tu web, lo que aumenta las probabilidades de que lo recomienden en el futuro.

  • Fácil contacto con tu empresa

Un sitio web es un punto de contacto muy importante entre clientes y marcas.

Permite a los usuarios y empresas comunicarse libremente.

Un buen diseño web te permite crear una comunidad en la que los clientes pueden interactuar con tu marca, ya que puedes mostrar la ubicación, contactos y cualquier información relevante relacionada con el negocio por medio de los formularios de contacto, si necesitas inspiración, te recomendamos leer nuestra lista con 50 ejemplos de formularios digitales sencillos para aplicar en tu web.

¿Cuáles son las funciones del diseñador web?

Un diseñador web es responsable de la apariencia (relacionada a los colores, fuentes, imágenes, etc.), el diseño (la estructura y organización de la información), y, en algunos casos, el contenido de un sitio web.

Es responsabilidad del diseñador hacer que el sitio sea fácil de usar, estéticamente agradable y se adapte a los usuarios y la marca.

Este proceso implica organizar el contenido y las imágenes en una serie de páginas, integrando aplicaciones y otros elementos interactivos.

Las principales funciones de un diseñador web incluyen:

  • Seleccionar fuentes fáciles de leer.
  • Elegir esquemas de color atractivos que también permitan fuentes fáciles de leer.
  • Implementar la identidad de una marca en los colores, las fuentes y el diseño.
  • Crear un mapa de la estructura del sitio web para garantizar una navegación intuitiva.
  • Colocar imágenes, logos, texto, videos, aplicaciones y otros elementos.
  • Usar lenguajes de codificación, como HTML y CSS, para crear elementos y diseñar páginas.
  • Hacer versiones optimizadas de sitios web y páginas tanto para escritorio como para visualización móvil.

Ahora que ya sabes qué es el diseño web y la manera en la que impacta tanto en los usuarios como en tu marca, no dudes en optimizarlo para sacarle el máximo provecho.

Solamente antes de irte…

¡Recuerda suscribirte!

Entérate de las ultimas
Tendencias y novedades del Marketing