Conoce todo acerca del marketing de contenidos y hazlo parte de tu estrategia

Tu audiencia espera contenido valioso de tu marca. Y tu marca busca aumentar la participación de la audiencia, desarrollar la presencia e impulsar las ventas ¿La solución? El marketing de contenidos.

Pero, ¿qué es el marketing de contenidos y cómo puedes crear una estrategia con la que obtengas los resultados que deseas?

Eso es justo lo que te vamos a mostrar en este artículo, así que, ¡sigue leyendo!

Marketing de contenidos: ¿qué es?

De acuerdo con el Content Marketing Institute, el marketing de contenidos se define como:

«…un enfoque de marketing estratégico centrado en la creación y distribución de contenido valioso, relevante y coherente para atraer y retener a un público claramente definido y, en última instancia, impulsar una acción rentable del cliente.»

La palabra clave aquí es «valioso». Es lo que cambia esta definición de una que podría describir casi cualquier forma de publicidad o marketing.

Es decir, en lugar de presentar tus productos o servicios directamente, estás brindando contenido verdaderamente relevante y útil a tu audiencia para ayudarle a resolver sus problemas o necesidades.

El marketing de contenidos ofrece a tu audiencia el contenido que busca dando respuesta a cualquier consulta que pueda realizar, principalmente accederán a esta información por medio de un buscador de internet.

Además, es una estrategia con enormes beneficios a largo plazo, que se enfoca en construir una relación sólida con tu público objetivo.

Al crear y distribuir contenido que los compradores encuentran útil, se aumenta el conocimiento y la preferencia de tu marca, ya que estableces una relación de confianza con los consumidores a medida que avanzan en el embudo de ventas.

Muchos de las webs que hacen marketing de afiliación, apelan a este tipo de prácticas, puesto que tienen la posibilidad de hacer contenidos como, reviews, críticas, unboxings entre otros, en diferentes formatos para atraerlos a su contenido y que posteriormente hagan una compra.

La relación entre el marketing de contenidos y el inbound marketing

Mucha gente usa los términos inbound marketing y marketing de contenidos casi como si fueran sinónimos.

Y es que ambos comparten el mismo objetivo de atraer, involucrar y convertir clientes potenciales en clientes, para eventualmente aumentar las ventas y las ganancias.

Sin embargo, y en resumidas cuentas, el marketing de contenidos es uno de los elementos más importantes de la estrategia de inbound marketing, pero no es el único.

El inbound se compone también de SEO, campañas de email, generación y nutrición de leads, redes sociales, entre otras cosas, todas con el fin de atraer clientes, deleitarlos, calificarlos, acompañarlos en su recorrido y cerrar ventas.

Cuando el inbound utiliza contenido de calidad, se logra captar la atención del público objetivo, establecer relaciones y además está diseñado para compartirse ampliamente, por lo que su alcance puede ser bastante amplio.

El marketing de contenidos es una fuente clave de combustible para el éxito de tu estrategia de inbound marketing .

De hecho, puede existir fuera de las estrategias basadas en inbound, pero será difícil encontrar un programa exitoso de inbound que no incorpore una estrategia de contenido.

8 ventajas de utilizar el marketing de contenidos

Debes saber que el marketing de contenidos es una de las estrategias de marketing más prácticas, efectivas y útiles actualmente.

Además de ayudar a aumentar la participación de la audiencia, desarrollar la presencia de tu marca e impulsar las ventas, el marketing de contenidos es uno de los mejores métodos de crecimiento para la mayoría de las empresas.

Veamos entonces sus principales beneficios.

1. Más tráfico para tu sitio web

Todos los aspectos del marketing digital están interconectados.

El contenido está presente en todas las etapas, acciones, técnicas y procesos que puedes implementar para atraer el tráfico a tu web.

Pero, ¿cómo influye entonces el marketing de contenidos para aumentar el tráfico de tu sitio?

En primer lugar, te permite publicar contenidos alineados con los intereses de tu audiencia.

Pero, además, el contenido para los medios de comunicación digitales ayuda a aumentar el conocimiento de tu marca y, como consecuencia directa, genera visitas y tráfico a tu sitio web.

Considera también que, una buena estrategia de marketing de contenidos, en conjunto con acciones de SEO, puede resultar en una indexación más rápida y un mejor posicionamiento orgánico. Te recomendamos leer: ¿Qué es SEO y para qué sirve en marketing?

Cuanto mejor posicionada esté tu web, más visible será y más tráfico obtendrás.

Y cuantas más personas conozcan tu contenido y todo lo que ofreces, es más probable que etiqueten tu sitio como un recurso útil, lo que en última instancia conduce a más tráfico.

2. Crea conciencia o reconocimiento de marca

Hay muchas maneras de crear conciencia de marca, pero el marketing de contenidos puede hacerlo de una forma excepcional.

Mientras más reconocen y confían las personas en una marca, es mucho más probable que le compren a ella y no a otras. Además, el reconocimiento de marca es importante para sobresalir en tu industria.

Y precisamente, el contenido de calidad y valioso es lo que te permite mostrar a los consumidores lo que realmente es tu empresa y qué representa tu marca.

Más que hacer que los consumidores identifiquen el nombre de tu marca, la intención es ayudarles a comprender lo que hace que tu marca se destaque entre la competencia en tu sector.

En lugar de vender tus productos, el marketing de contenido vende tus valores como empresa.

3. Fortalece el engagement

La estrategia de marketing de contenidos produce un tesoro de contenido relevante y valioso con el que las audiencias pueden conectarse.

Un cliente que conecta y se compromete con la marca es una recompensa fundamental que brinda el marketing de contenidos.

Es más probable que las audiencias compren la marca con la que interactúan porque la identifican, la conocen, la aman y confían en ella.

Esto se logra a través de las diferentes acciones de la marca, y en el corazón de cada campaña o acción de marketing, se encuentra una estrategia de content marketing.

4. Instruye a tu audiencia

El marketing de contenido puede servir a un fin educativo: al comercializar tus productos o servicios a los prospectos, debes enseñarles en lugar de venderles.

Cuando haces esto de manera efectiva y consistente, tu audiencia llegará a conocer tu marca, gustar de ella y confiar más en ella.

¿Y sabes qué? Se sentirán cómodos comprándote después.

El marketing de contenido educa a tus lectores sobre temas relacionados con tu nicho, lo cual les ayuda a resolver sus problemas.

Por eso, cuando educas a tus clientes sobre tu tema o industria los empujas más y más hacia abajo en el embudo de compra.

5. Ayuda a aumentar las ventas

Los compradores modernos reconocen un anuncio cuando lo ven y, en la mayoría de los casos, no están interesados en escuchar un argumento de venta.

El contenido resuelve este problema al crear valor para los compradores antes de que realicen una compra, a veces incluso antes de que hayan considerado realizar una compra.

El contenido que responde preguntas, aborda puntos débiles o brinda información relevante es contenido que los compradores desean consumir.

Las marcas que pueden proporcionar contenido útil y perspicaz tienen más probabilidades de atraer a las personas que están listas para realizar una compra.

Además, aumentar las conversiones de leads a ventas, es posible gracias a que con el contenido puedes tomar la mano del cliente potencial y guiarle a través del embudo de ventas.

beneficios del marketing de contenidos

6. Obtención de leads

El marketing de contenidos también puede generar clientes potenciales o leads.

De hecho, de acuerdo con Demand Metric, el marketing de contenidos es capaz de generar 3 veces más leads que el marketing tradicional. Y, por si fuera poco, cuesta un 62% menos.

Cuando tu audiencia ve tu contenido, es más probable que te compren en el futuro.

Además, las llamadas a la acción o CTA colocadas directamente en tu contenido pueden generar nuevos clientes potenciales mucho más fácilmente.

Cuando el contenido se hace bien, basado en una estrategia bien diseñada y aportando relevancia dentro de cada pieza, sirve como soporte para lograr un crecimiento exponencial.

Ayuda generando conciencia de marca y confianza, lo que lleva a ganar prospectos, cautivar a tus clientes, y construir una base leal de defensores de la marca.

7. Mejora el lifetime-value y lealtad del cliente

El valor de por vida del cliente (Customer Lifetime Value o CLV) es el valor total de un cliente para un negocio durante todo el período de su relación.

El marketing de contenido que se enfoca en proporcionar información útil, informativa o entretenida, puede desempeñar un papel importante en la retención de clientes y, por lo tanto, aumentar el valor de por vida y la lealtad.

Existe una fuerte relación entre CLV y la lealtad del cliente.

Y entre los contribuyentes de CLV se encuentra el marketing de contenidos.

Gran contenido atrae a los clientes después de una compra y hace que tu marca sea útil más allá de tener productos para comprar.

Esto te ayuda a generar compras repetidas y aumenta el valor de por vida de tus clientes.

8. Conseguir nuevos clientes es menos costoso

Los costos de adquisición de clientes (CAC) se refieren al costo total aproximado requerido para obtener un nuevo cliente.

Siempre es un desafío para una empresa adquirir nuevos clientes, y de hecho es más caro que mantener a los clientes actuales.

Sin embargo, ya sabes que el marketing de contenidos es un aspecto del inbound marketing.

En este modelo, a diferencia del marketing tradicional, donde la marca corre tras el cliente, se utiliza un conjunto de técnicas para que el consumidor encuentre el producto o servicio.

Entonces, el marketing de contenidos produce contenidos de calidad que son relevantes para responder dudas y satisfacer las necesidades de la audiencia.

Así, el cliente es atraído por este contenido, lo consume y construye una relación de autoridad y confianza con la marca, tendiendo a convertirse en lead y, en el futuro, en cliente de la empresa.

Pasos infalibles para crear una estrategia de marketing de contenidos exitosa

Uno de los más graves errores que cometen las marcas con respecto al contenido, es que no desarrollan una estrategia, lo que conduce a campañas de contenido sin rumbo y sin comprender para quién es el contenido.

El marketing de contenidos es y debe estar basado en una estrategia. Todo se reduce al propósito: por qué, quién, cómo y dónde.

Sin una estrategia, el éxito o el fracaso es solo cuestión de suerte, y corres el riesgo de que todos sus esfuerzos se desperdicien.

Por eso, te sugerimos seguir los pasos clave que te mostramos a continuación.

Define los objetivos y métricas o KPIs

En primer lugar, nunca crees contenido por crear contenido , o porque «sabes» que es importante. Debes entender lo que quieres que resuelva tu contenido.

En otras palabras, ¿cuáles son tus objetivos? Estos son algunos objetivos en los que podrías centrarte:

  • Aumentar el conocimiento de la marca.
  • Atraer más tráfico a tu sitio web.
  • Generar oportunidades de venta.
  • Convertir más leads en clientes reales.
  • Mejorar la retención y aumentar las ventas.

Cada uno de estos objetivos tiene un tipo diferente de estrategia de marketing de contenido, enfocada en targets específicos, utilizando distintos canales de marketing y transmitiendo mensajes específicos.

Esta es la razón por la que es tan importante determinar primero tus objetivos antes de decidir cómo alcanzar esos objetivos utilizando el contenido.

Ahora bien, cada objetivo que plantees puede tener métricas o KPIs específicos.

Los KPI son datos cuantificables que puedes utilizar para medir el rendimiento real del contenido según su objetivo.

Por ejemplo, para el conocimiento de la marca, los KPIs relacionados pueden ser el tráfico del sitio, seguidores en redes sociales y menciones.

Por otra parte, para el objetivo de tráfico, algunas métricas adecuadas podrían ser el número de visitas al blog por mes, el porcentaje de lectores que regresan o la duración de la sesión por parte del usuario, por ejemplo.

Es importante que para cada uno de tus objetivos, establezcas los indicadores correctos. Así, podrás obtener mediciones certeras sobre el rendimiento de tu estrategia de marketing de contenidos.

Crea un Buyer Persona

Debes comprender a tu audiencia.

Necesitas saber quién es tu público objetivo, para quién estás creando el contenido y en qué etapa del recorrido del cliente se encuentran tus visitantes o lectores.

Para ello, es necesario que desarrolles los buyer personas para saber qué les desafía y les motiva.

Esto va más allá que solamente datos demográficos. Implica conocer sus preferencias, deseos, motivaciones, problemas, necesidades, intereses y lo que les importa.

Los buyer personas describen a tus lectores y clientes ideales para que puedas orientar mejor el contenido.

Recuerda: tú no eres tu audiencia. Concéntrate en sus necesidades y motivaciones, no en las tuyas.

Haz contenido para cada etapa del embudo de ventas

Un embudo de marketing de contenido es un sistema que toma tantos clientes potenciales como sea posible a través de un flujo de contenido paso a paso, y los convierte en clientes reales que pagan por tus productos o servicios.

El embudo tiene principalmente 3 etapas: TOFU (parte superior y más amplia del embudo) donde se atrae la atención, MOFU (medio del embudo) donde se generan leads y BOFU (parte inferior y más pequeña del embudo), donde se llega a la compra.

Tu empresa interactuará con las personas en todas y cada una de estas etapas.

Por eso, a medida que estos clientes potenciales continúen interactuando, necesitarás contenido relevante para persuadirlos de que den el siguiente paso.

Los usuarios tienen una intención diferente en cada etapa, por lo que tu contenido debe basarse en distintos objetivos.

La pregunta crucial que debes responder es qué contenido podrá satisfacer las necesidades de información de tus clientes potenciales en cada paso específico.

Elige los medios por los que vas a distribuir el contenido

Así como puedes crear contenido en diferentes formatos, también tendrás varios canales en los que puedes publicarlo, ya sea desde tu sitio web hasta las redes sociales.

El o los canales que elijas para publicar tu contenido deben ser un reflejo de dónde vive tu audiencia.

A medida que avanzas en este proceso del marketing de contenidos, comenzarás a tener una idea de dónde se reúne tu audiencia y dónde ya tienes una presencia en línea exitosa.

Además, esto tiene mucho que ver con lo que tu público busca o espera de tu marca.

Lo mejor es centrarte en lo que funciona y expandirte a partir de ahí, en lugar de tratar de hacer todo a la vez.

Estos son los principales canales a los que podrías apuntar en tu estrategia de marketing de contenidos:

Blog

Un blog es un canal ideal para tus campañas de marketing de contenidos.

Tu blog es una herramienta imprescindible para tu negocio, ya que te proporciona una plataforma donde puedes educar al público sobre tu marca, productos y servicios.

Eso sí, esto requiere que cuentes con una sólida comprensión de tu público objetivo y una estrategia de content marketing efectiva, además de un host o hosting adecuado para alojar tu blog y hacerlo funcional, puesto que si los servidores fallan, tu web no podrá mostrarse de manera óptima a tus usuarios.

Además, considera elegir un nombre de dominio con cuidado para tu blog, para asegurarte de que sea coherente con la marca que promueve, y darle un impulso adecuado.

Cualquiera que sea el tamaño de tu empresa, un blog puede darle a tu marca la presencia en línea que necesita para comunicarse con los clientes y/o venderles.

A través de publicaciones de blog y anuncios, puedes proporcionar a los clientes existentes y potenciales contenido valioso y relevante, para ayudarles a resolver sus problemas o necesidades.

Además, debido a que los sitios web tienen capacidades multimedia, puedes distribuir fácilmente diferentes tipos de contenido, desde artículos hasta infografías e incluso videos.

En redes sociales

De ser un canal que la gente usa para establecer conexiones personales, las redes sociales han evolucionado hasta convertirse en algo más grandioso y mejor de lo que se imaginó originalmente.

Actualmente, puedes comunicarte con compradores potenciales involucrándolos de una manera más personal y auténtica a través del contenido en redes.

Como tal, es más fácil dirigir tus esfuerzos hacia el marketing orgánico en redes sociales, ya que estas plataformas se diseñaron inicialmente para fomentar las interacciones, en lugar de vender.

Por esto, debes invertir tiempo en cultivar relaciones con tu mercado objetivo mientras intentas comprender sus necesidades e intereses. Y qué mejor manera de hacerlo que proporcionándole contenido de valor y relevante.

En última instancia, esto puede ayudarte a generar clientes potenciales altamente calificados.

Mientras más centres los contenidos en redes sociales para construir relaciones sólidas y positivas con los usuarios, más fácil será conducirles finalmente a la compra.

A través de videos

El valor del video para el marketing es incuestionable.

Muchas personas que están cansadas de su monótona rutina recurren al video no solo por entretenimiento, sino también por las ventajas educativas que conlleva.

Ya sean tutoriales, reseñas o videos simples enfocados en negocios, el marketing de contenido nunca ha vuelto a ser lo mismo con el video.

El video es una excelente manera de narrar historias, persuadir a los prospectos, impresionar a tu audiencia y llevar tu negocio al siguiente nivel.

Aprovecha esto y reutiliza tus publicaciones en videos, si quieres narrar historias de calidad y que conviertan te recomendamos utilizar técnicas de redacción para storytelling

Y no olvides agregar un texto de llamado a la acción que lleve al público objetivo a tu sitio web. Es una gran oportunidad para aumentar tu alcance y encontrar nuevos clientes.

Además, los videos son fáciles de distribuir.

Materiales ricos o enriquecidos

Como plantillas, infografías o e-books, por ejemplo.

Las infografías, como una forma de contenido visual, se pueden compartir fácilmente, lo que las convierte en un excelente canal de distribución de contenido.

Además, a los lectores les encantan porque son fáciles de digerir y comprender, y están llenas de información valiosa.

Por su parte, los e-books son excelentes para distribuir tu contenido, atraer a tu audiencia, reunir nuevos leads y llegar a un público más amplio. Y todo eso es crucial para tu estrategia de distribución de contenido.

El contenido de formato largo, como los e-books, es valioso tanto para las empresas como para los lectores porque ayudan a aumentar el conocimiento de la marca y le dan credibilidad a tu marca.

Contenido interactivo

El marketing de contenido interactivo es la creación de contenido que requiere y fomenta la participación del usuario, a diferencia de la simple visualización pasiva.

Las personas se ven impulsadas a interactuar debido a su curiosidad natural, ya sea respondiendo preguntas, tomando decisiones o explorando escenarios para ver qué sucede.

El contenido interactivo ofrece a las personas una experiencia en la que pueden hacer, decir y sentir algo, lo que a su vez fomenta poderosas conexiones entre el consumidor y la marca.

Ejecutado bien, tu audiencia sentirá que se está conectando con alguien que comprende sus desafíos y quiere ayudar a brindar soluciones.

Además, es mucho más efectivo para educar a los compradores, en comparación con el contenido estático.

Correo electrónico

Si bien el correo electrónico puede no ser la tecnología más nueva disponible, te permite aplicar las últimas tendencias en marketing de contenido, como la personalización y la automatización, sin afectar tu presupuesto de marketing.

Las campañas por correo electrónico son otro canal de medios propio que puedes usar para distribuir tu contenido y construir una relación con tu audiencia.

A través de email, puedes entregar otras formas de contenido, como listas de blogs, ofertas, e-books e informes, por ejemplo. Algunos correos electrónicos incluso vienen con videos incrustados.

Además, puedes aprovechar el enfoque «casi íntimo» que proporciona el marketing por correo electrónico a una audiencia de nicho muy específica de suscriptores que ya están interesados en tu marca.

Otros medios

Además de los canales que ya mencionamos, existen otras formas de distribuir tu contenido, entre las que destacan los podcasts, las aplicaciones y las publicaciones de blog de invitados o guest posting.

A través de un podcast, por ejemplo, puedes cautivar y educar al sector de tu audiencia que prefiere el contenido auditivo antes que el visual.

Recuerda que cada persona aprende de manera diferente, y no a todos les encantará el texto o el video.

Además, los podcasts tienen la cualidad de humanizar más a las marcas, al otorgarles literalmente una voz, con lo que se puede fortalecer aún más la conexión entre tus seguidores y tu marca.

Por otra parte, existe la posibilidad de una mayor participación de los usuarios con tu marca cuando creas una aplicación.

Las aplicaciones son una forma de aumentar el valor que brindas a tus lectores o clientes y que sirve también para promocionar tu contenido.

De igual forma, los blogs de invitados o guest posting, son efectivos, beneficiosos, completamente expansivos y escalables.

Si bien implican un trabajo arduo, son una estrategia de marketing de contenidos que tiene enormes beneficios.

como se aplica el marketing de contenidos

Lo que debes hacer para desarrollar y administrar tu estrategia de marketing de contenidos

El éxito del marketing de contenidos no surge de la nada. Necesitas una estrategia personalizada para llegar a donde quieres ir.

Tener claramente trazada y documentada tu estrategia, es tener una ruta sobre cómo alcanzar tus objetivos comerciales a través del contenido.

Con una buena estrategia de marketing de contenidos, puedes impulsar el SEO, generar clientes potenciales y aumentar las conversiones.

Aún mejor, te ayuda a definir tus objetivos, audiencia y valor único para que puedas crear contenido más efectivo en cada canal.

Los beneficios del marketing de contenidos son obvios, pero el 63% de las empresas carecen de los procesos y las herramientas que necesitan para crear una estrategia y ponerla en práctica.

En esencia, tu estrategia de marketing de contenidos es tu «por qué». Por qué estás creando contenido, a quién estás ayudando y cómo les ayudarás de una manera que nadie más puede hacerlo.

Veamos los pasos básicos que tu estrategia debe incluir.

Crear contenidos

Incluso el contenido requiere varios pasos antes de publicarse.

Tu proceso de creación de contenido debe considerar las etapas básicas de investigación, redacción, edición y optimización, así como cualquier solicitud de diseño o creatividad que acompañe a la publicación.

Para que tu proceso de creación de contenido avance sin problemas, crea flujos de trabajo, calendarios y sistemas de comunicación entre los miembros del equipo.

Y toma en cuenta los pasos clave que te explicamos a continuación.

Investiga y elige palabras clave

La investigación de palabras clave es el proceso de encontrar y analizar los términos de búsqueda que las personas ingresan en los motores de búsqueda, con el objetivo de utilizar esos datos para crear contenido.

Pero, además, ese contenido será optimizado para el SEO y basado en lo que a tu audiencia le interesa saber.

La investigación de palabras clave puede descubrir consultas a las que apuntar, la popularidad de estas consultas, su dificultad de clasificación y más.

Las personas usan palabras clave para encontrar soluciones cuando realizan investigaciones en línea.

Entonces, si tu contenido se muestra frente a tu audiencia cuando hacen búsquedas, puedes obtener más tráfico.

Por lo tanto, debes orientar el contenido hacia esas palabras clave.

Toma en cuenta la extensión o tamaño y el formato de cada contenido

¿Recuerdas el buyer persona que creaste? Tu contenido está dirigido a ellos, debe ser creado pensando en ellos.

Eso significa que el contenido debe estar en el formato que sea más agradable para tus prospectos.

El formato que elijas puede ser una publicación de blog, un video, una presentación de diapositivas, un gráfico, un e-book, un documento técnico, un podcast o lo que tu mente creativa pueda concebir.

Mientras sirva a tu audiencia, perfecto.

Eso sí, siempre considera tus recursos tanto económicos, de equipo y tiempo para elegir el mejor formato que puedas presentarle a tu público.

Toma en cuenta también la etapa del embudo en la que éste se encuentra, y los canales por los que distribuirás el contenido.

Ahora, en cuanto al tamaño del contenido, esto también dependerá en gran medida del tipo o formato que elijas.

Sin embargo, considera principalmente el tiempo que necesita invertir el usuario en consumir el contenido.

Si es demasiado breve, es posible que no le atraiga lo suficiente ni se comparta la información más importante.

Por otro lado, si es demasiado largo, el usuario puede cansarse de la publicación, aburrirse o simplemente perder el interés.

Haz contenidos visualmente amigables

Especialmente al tratar con numerosos sitios web, los usuarios no leen todo lo que ven palabra por palabra, sino que escanean la página para descubrir si el contenido es útil para ellos.

La escaneabilidad es la forma de presentar el contenido y los elementos de navegación como un diseño web que se pueda visualizar fácilmente.

Al interactuar con un sitio web, especialmente la primera vez, los usuarios revisan rápidamente el contenido para analizar si es lo que necesitan.

Cualquier parte del contenido puede convertirse en un gancho en este proceso: palabras, oraciones, imágenes o animaciones.

Si no hay elementos que llamen la atención en los primeros minutos de la introducción, el riesgo de que el usuario desaparezca es alto.

Es por eso que la escaneabilidad es uno de los factores más importantes de usabilidad y experiencia de usuario.

Antes de publicar, revisa

Una de las cosas más vergonzosas que puedes hacer para tu negocio es estropear una publicación.

Para algunos, eso podría ser un error ortográfico o gramatical, para otros, puede implicar una situación humillante de autocorrección o revelar un secreto de la empresa antes de lo previsto, por ejemplo.

Por el bien de tu audiencia y tu reputación, revisa tu contenido para detectar errores de cualquier tipo, antes de publicarlo.

Asegúrate de que tu audiencia pueda entender lo que estás compartiendo. De lo contrario, no harán clic en tu enlace ni consumirán tu contenido. Esto incluso puede tener un efecto negativo en tu seguimiento y confiabilidad.

Nada puede dañar la confiabilidad de tu negocio más que un error. Puede sonar drástico, pero un solo error puede ser suficiente para terminar con tu marca o dañar su reputación.

Por lo tanto, es bueno revisar tu contenido y editarlo si es necesario antes de publicarlo en línea.

No te olvides del SEO

El buen contenido y el SEO van de la mano. Sin uno, no tendrás mucho éxito con el otro.

Si no tienes el contenido de alta calidad que los motores de búsqueda quieren, es probable que tu posicionamiento web y tu tráfico sean bajos.

Al mismo tiempo, incluso el mejor contenido no te sirve de mucho si tu público objetivo no puede encontrar tu sitio web.

Por eso es importante escribir constantemente contenido compatible con SEO que la gente disfrute leyendo.

Considera que la optimización de tu contenido para los motores de búsqueda te ayuda a clasificar mejor, por lo que lograrás más de tus objetivos de marketing de contenidos.

Y, a la vez, publicar contenido de calidad mejorará la autoridad y relevancia de tu sitio web, lo que aumenta tu poder de SEO.

Con eso en mente, optimiza tu sitio con una buena estrategia SEO.

Promueve el contenido

¿Qué caso tendría crear excelente contenido si nadie lo ve? Idealmente, enormes cantidades de tráfico llegarían a tu sitio cada vez que publicas un nuevo contenido.

En realidad, sobre todo si acabas de iniciar en el mundo del marketing de contenidos, tendrás que esforzarte por atraer a las personas para que consuman tu contenido y que lleguen a tu web.

Por lo tanto, promover el contenido es igual de importante para tu estrategia que crearlo.

Tu plan de promoción debe estar guiado por tu buyer persona.

¿Dónde pasa su tiempo en línea? ¿A qué hora utiliza cierta plataforma? ¿Con qué frecuencia quiere ver contenido tuyo? ¿Cómo le gusta consumir contenido? ¿Qué líneas de asunto de email hacen que haga clic?

La promoción de contenido es diferente dependiendo del canal o medio que utilices.

En redes sociales

Si bien las redes sociales son la herramienta perfecta para construir relaciones, también son excelentes para promover contenido.

Debes buscar el equilibrio adecuado entre la  promoción de tu marca, proporcionar información útil y entretener.

Facebook, Twitter, Instagram, YouTube, Snapchat, TikTok y LinkedIn, por ejemplo, son excelentes medios para crear y compartir contenido relevante.

La clave es adecuar cada uno de tus contenidos de acuerdo a la plataforma que uses.

Mediante campañas de email marketing

Las campañas de email marketing son una forma excelente para llegar a tu audiencia y promocionar tu contenido.

La razón es que cualquier persona en tu lista de suscriptores eligió y espera recibir nuevo contenido de tu marca.

Además, las campañas de email marketing son perfectas para ayudar a tus suscriptores a dar el siguiente paso en el embudo de conversión.

Utiliza el contenido para obtener leads

El 96% de quienes visitan tu web por primera vez, no están listos para comprar, y prefieren tomarse su tiempo para conocerte más, verificar la competencia y discernir qué marca les conviene más.

Esta es la razón por la que debes tener un plan de contenido bien diseñado, invirtiendo principalmente en contenido que grite valor (no un argumento de venta) para tus prospectos. Complementa aprende a escribir títulos creativos que atrapen a tu audiencia.

Deja que los lectores cuenten contigo en cada paso de su recorrido de cliente, brindándoles contenido que dé solución a sus problemas. Así, generarás confianza y un flujo constante de tráfico a tu sitio.

Apóyate del inbound y, a medida que continúes publicando más, optimiza el contenido agregando un lead magnet (imán de clientes potenciales).

Si tienes contenido que recibe una gran cantidad de visitantes o altas tasas de participación, elabora una estrategia para convertirlo en un imán principal.

En esencia, cuanto mejor sea tu estrategia de marketing de contenidos, más leads captarás.

Dale seguimiento a los leads

La mayoría de la gente piensa que una estrategia de marketing de contenidos exitosa es aquella que recopila una gran cantidad de clientes potenciales.

Si bien ese podría ser el caso, si puedes crear una estrategia de marketing de contenido que mueva de manera efectiva a los leads a través del embudo de ventas, es probable que sea más valioso que una simple lista de leads.

Este proceso se conoce como crianza, lead nurturing o nutrición de leads, y el contenido juega un papel muy importante en ello.

Ya sabes que la mayoría de los leads que generes no estarán listos para comprar de inmediato, pero eso no significa que no necesitarán tu producto o servicio en el futuro.

Si puedes mantener tu marca fresca en sus mentes a través de una comunicación coherente y relevante, será la primera marca a la que recurrirán cuando estén listos para comprar.

El intervalo entre el primer contacto y la primera compra puede ser una gran oportunidad para construir una relación con clientes potenciales.

Sin embargo, tienes que ser intencional al respecto.

En lugar de esperar pasivamente la transformación de prospectos a clientes de pago, utiliza el marketing de contenido para nutrir a los leads y ayudarlos a moverse a través del embudo de ventas.

Cómo medir el rendimiento de tu estrategia de marketing de contenidos

Todos los buenos especialistas en marketing de contenido saben que es indispensable monitorear y analizar el desempeño del contenido de manera regular.

Estos datos te ayudan tanto a identificar el contenido de bajo rendimiento que se puede mejorar, como el contenido con los mejores resultados.

A veces, el contenido que crees que es de la mejor calidad simplemente no resuena con tu audiencia.

El análisis de datos puede ayudarte a encontrar la “receta perfecta” para tu marketing de contenido, de modo que la puedas reutilizar para lograr el máximo éxito de tus publicaciones.

Existe una gran variedad de datos que te podría interesar rastrear, pero lo ideal es que uses tus objetivos como guía para establecer algunos parámetros.

De igual forma, toma en cuenta los siguientes criterios.

Establece periodos o frecuencia de medición

La creación de un cronograma para el seguimiento del rendimiento de tu contenido, te permitirá obtener una imagen más precisa y consistente y le dará a tu contenido suficiente tiempo para funcionar.

Revisar demasiado pronto puede hacerte pensar que tu contenido es ineficaz cuando, en realidad, no se le ha dado la oportunidad adecuada de ganar tracción.

Claro que, la frecuencia con la que requieras analizar datos, depende principalmente del tipo o formato del contenido, y de los objetivos que hayas planteado en primer lugar.

Puedes tener objetivos que requieran un análisis semanal, otros mensual, trimestral, o hasta anual.

Para establecer la frecuencia ideal de seguimiento y análisis de métricas del contenido, considera lo que sea más manejable y alineado con tus tareas diarias.

Tal vez te resulte mejor dividir objetivos anuales en trimestrales o mensuales, por ejemplo, y hacer un seguimiento del contenido con respecto a esos objetivos.

Procura dedicarle el tiempo necesario a esta actividad, ni más, ni menos.

¿Qué tipo de métricas se obtienen en el marketing de contenidos?

Hay muchas métricas que puedes monitorear, pero deberás seleccionar las que sean más relevantes para tu negocio.

Por ejemplo, hay métricas sobre el comportamiento del usuario como los visitantes nuevos y recurrentes, las páginas vistas, la tasa de rebote, entre otras.

Existen otras sobre participación como los likes, las veces compartido y los comentarios. O las de SEO, como el tráfico orgánico y los backlinks.

Pero sin duda alguna, en la categoría más importante, la que tiene que ver con las métricas sobre los ingresos que genera el contenido, se encuentra una de las métricas más importantes: el ROI.

Retorno de Inversión (ROI)

El retorno de inversión o ROI de marketing de contenido, representa una correlación entre los ingresos que obtuviste del contenido y los recursos que invertiste en la producción y distribución del mismo.

La fórmula más común para calcular el ROI es:

  1. Al retorno de tu inversión (es decir, los ingresos generados con la ayuda del contenido), le restas la inversión total (todos los costos relacionados, como las tarifas de redacción y diseño).
  2. Luego, divides ese resultado entre la inversión total.
  3. Finalmente, multiplicas el resultado anterior por 100 (para expresar el ROI como un porcentaje.

Entonces, la fórmula quedaría algo como esto:

ROI de marketing de contenidos = ((Retorno de la inversión – Inversión)/Inversión) x 100

Por ejemplo, si tu marketing de contenidos generó $3000 de ganancias, y tú invertiste $600 en producción y promoción en tu estrategia outbound, el cálculo se vería así:

($3000-$600)/$600=4×100=400%.

En este caso, tu ROI habría sido del 400%.

Esta métrica te ayuda a comprender si tus esfuerzos están dando sus frutos y si el tiempo y los recursos que estás invirtiendo en el marketing de contenidos están dando los resultados deseados.

Herramientas que todo experto en marketing de contenidos debe conocer

Si bien ninguna herramienta de marketing de contenido puede reemplazar una estrategia sólida y humanos talentosos, tener la tecnología adecuada ciertamente puede ayudarte a hacer el trabajo mejor, más fácil y de manera más eficiente.

Hay cientos de herramientas de marketing de contenidos disponibles, algunas gratuitas o baratas, y otras muy caras.

También sirven para muchos propósitos diferentes, desde la ideación de contenido hasta la producción, la promoción, la optimización y más.

Veamos las principales.

tipos de marketing de contenidos

De blogs

Cualquiera que tenga un blog, necesita esencialmente un sistema de administración de contenido o CMS.

Estas herramientas permiten a los usuarios cotidianos crear sitios web sin tener que aprender lenguajes de programación.

Además, los CMS hacen que la gestión de todo tu contenido sea mucho más fácil.

Es a través de estos sistemas que puedes elegir y modificar la apariencia de tu blog, crear y publicar artículos, moderar la publicación de comentarios y responder a ellos, darle promoción a tu contenido, añadir formularios de registro, y un sinfín de cosas más.

Entre los más recomendados se encuentran WordPress, Blogger, Squarespace y Ghost.

De SEO

Ya sea que necesites realizar una investigación de palabras clave para obtener mejores rendimientos en campañas SEM, auditar tu sitio web, investigar a la competencia o simplemente deseas ver qué tan bien se clasifica tu web en Google, debes utilizar herramientas de SEO.

Estas plataformas te serán muy útiles tanto para crear contenido, como para analizar áreas de oportunidad y de mejora de tus publicaciones ya existentes, optimizando cada pieza para los motores de búsqueda.

Entre los mejores destacan SEMrush, Ahrefs, Woorank, Mangools, Google Search Console, Google Keyword Planner, Ubersuggest y Answer The Public.

Algunas de ellas son o tienen versiones gratuitas, pero la verdad es que las de pago suelen ser mucho más precisas y completas.

También suelen ofrecer extensiones o plug-ins lo cual representa una ventaja, debido a su versatilidad, pero ten en cuenta que no todos los navegadores son compatibles con las extensiones.

De Social Media

Hay una gran cantidad de herramientas para redes sociales, que pueden servir para diferentes propósitos.

Algunas te serán útiles para descubrir tendencias, otras para programar y publicar contenido, o para diseñarlo y curarlo, algunas más para analizar métricas y mejorar la eficacia de tu contenido, por ejemplo.

Además de las herramientas propias de cada red social, como los Insights de Instagram, Facebook Ads, o TweetDeck, por ejemplo, existen muchas otras que pueden usarse en general para la mayoría de las redes sociales.

Entre ellas están:

  • BuzzSumo, para encontrar los contenidos más compartidos.
  • Google Trends, para ver qué temas están actualmente en tendencia en línea.
  • Buffer, para programar publicaciones, analizar rendimiento y gestionar las redes.
  • Fanpage Karma, para gestionar todas las redes, automatizar publicaciones, encontrar temas en tendencia e influencers.
  • Hootsuite, para administrar flujos de contenido de las principales redes sociales.
  • Canva, para crear imágenes y otros elementos visuales para las redes sociales.
  • Animoto, para crear videos.
  • Todoist, para administrar tus proyectos y calendarizar publicaciones, muy útil para administrar perfiles, entre ellos facebook, instagram, twitter, Google my bussines entre otros.

Entre muchas otras.

De automatización

Los softwares de automatización de marketing, que también se utilizan para el marketing de contenidos, permiten, como su nombre lo indica, automatizar las acciones o tareas, agilizar los flujos de trabajo y medir los resultados de las campañas de marketing.

Estas herramientas proporcionan una base de datos central para toda la información e interacciones de marketing, lo que ayuda a los especialistas a crear experiencias de marca segmentadas, personalizadas y oportunas para clientes actuales o potenciales.

Además, estas plataformas incluyen funciones de automatización en diversos aspectos del marketing, como el correo electrónico, las redes sociales, la generación de clientes potenciales, la publicidad digital y más.

Entre las más conocidas se encuentran ActiveCampaign, Sendinblue, Marketo, HubSpot y Mailchimp.

De análisis

Las herramientas de análisis de contenido te proporcionan información detallada sobre las interacciones de los usuarios con el contenido publicado, como blogs, artículos y podcasts.

Esta tecnología te ayuda a obtener datos que pueden orientar tu estrategia de contenido.

Ofrecen métricas como páginas vistas y compartidas, clics, clasificaciones de búsqueda, tiempo promedio de sesión e impacto financiero del contenido, entre otras.

Estas plataformas también pueden proporcionar datos como qué tipo de dispositivo utiliza tu audiencia al consumir tu contenido, aspectos demográficos de los usuarios, y qué piezas de contenido son más efectivas.

Entre las principales están Google Analytics, StatCounter, Buffer, SimilarWeb y Quintly.

Conclusiones sobre el marketing de contenidos

Crear contenido es un proceso repetitivo que compensa enormemente con tu público.

Con la creación de contenido, no solamente estás generando un trabajo creativo para deleitar a tu audiencia, sino que también ayudas a tu marca y negocio a crecer.

Con un marketing de contenidos efectivo, puedes llegar a tu público objetivo y aumentar las conversiones.

Además, te facilita el proceso de aumentar la conciencia y el reconocimiento de tu marca, construir relaciones con tus clientes potenciales y clientes actuales, y, finalmente, aumentar los ingresos.

Recuerda siempre aportar valor a tu audiencia con cada contenido que crees, pues ese será el factor determinante para que logres tus objetivos de marketing.

Ya cuentas con las bases necesarias para adentrarte en el mundo del marketing de contenidos. Ahora solamente queda que lleves tus conocimientos a la práctica.

Ah, pero antes de irte…

¡Recuerda suscribirte!

Entérate de las ultimas
Tendencias y novedades del Marketing