q es publicidad

¿Qué es la publicidad? Definición, ejemplos y todo lo que debes saber sobre ella

La publicidad es cualquier proceso mediante el cuál se atrae la atención del público a un producto o servicio. A veces no la notamos, pero está en todos lados. Sólo basta salir a la calle un momento para notarla.

¿Te interesa saber más sobre este tema? Aquí te contamos en qué consiste la publicidad, cuáles son sus características y cómo se utiliza. ¡Sigue leyendo!

Concepto de publicidad: ¿qué es?

La publicidad es toda estrategia de mercadotecnia que busca poner a un negocio o producto en la mente del público, entre este público es donde se encuentran los consumidores potenciales. Por esto, se puede encontrar en muchos lugares.

Y, de hecho, debido a que se encuentra en muchos lugares distintos, la publicidad de una empresa se puede crear para varios tipos de medios. ¿Se te ocurren algunos?

Un anuncio gigante fuera de un centro comercial, una pluma con un logo específico, un comercial en televisión o inclusive, antes de una película en el cine o hasta una publicación en Facebook recomendando un producto. ¡Todos estos son ejemplos de publicidad!

Existen muchos tipos distintos de publicidad. Usualmente, las estrategias utilizadas por las empresas dependerán de sus objetivos.

Por ejemplo, una empresa interesada en promocionar nuevos productos, probablemente hará uso del product placement y se asegurará de que su producto sea utilizado por figuras públicas para que otros lo conozcan. Esto hace, por ejemplo, Pepsi, regularmente.

Con todo, es posible clasificar la publicidad en dos tipos principales, basándonos en el formato que maneja:

  • Publicidad offline: es toda aquella publicidad que no surge de internet, como un anuncio en la calle o una empresa entregando tazas con su logo impreso. Esta existe desde hace varios siglos.
  • Publicidad online: es la publicidad que está en internet, ya sean los anuncios en redes sociales como Facebook, y Twitter, o bien, en Youtube o alguna otra plataforma de este tipo. Este tipo de publicidad surge con el auge del internet en los últimos 20 años.

En que consiste la publicidad, conoce las características de la publicidad efectiva

Persuasiva

Para que la publicidad tenga un efecto, ya sea positivo o negativo, en un potencial consumidor de un producto o negocio, es necesario, sobre todas las cosas, que sea persuasiva. Esto significa que la publicidad debe convencer a su público de que el producto o servicio que ofrece es absolutamente necesario para mejorar su vida.

Para lograr esto, la publicidad habrá de utilizar varios recursos distintos, apelando constantemente a las emociones del consumidor. También tendrá que apelar a su confianza y a su lógica, usando argumentos que dejen al producto que publicitan lo mejor parado posible.

Original

En la actualidad hay muchos productos distintos. Como clientes, estamos constantemente bombardeados por publicidad. Esto nos ha llevado a una saturación del mercado tal, que muchas veces es imposible distinguir un producto de otro, y así, la atención que, como consumidores, le prestamos a la publicidad se ve diluida.

Una manera muy efectiva de diferenciarse de la competencia y destacar en el mar de anuncios publicitarios es hacer publicidad original. Es decir, hacer algo que jamás se haya hecho antes. De la mano de esto, viene la creatividad. Un buen trabajo publicitario se aleja de las fórmulas gastadas de siempre y trae algo nuevo a la mesa, que seguro atrapará el ojo de futuros clientes.

Bien dirigida

Aunque cualquier persona puede responder a la publicidad que encuentra a su paso, la publicidad realmente efectiva va a estar dirigida especialmente a un público específico, previamente acordado por los analistas de mercado de una empresa. Este grupo es lo que se conoce como público meta.

Todo producto tiene un cliente ideal, que cumple con una serie de características (edad, género, clase social, aspiraciones, objetivos, etc.). Estas lo vuelven más propenso a ser un cliente potencial.

Si bien la publicidad masiva funciona, pues alcanza a la mayor cantidad de gente posible, tener en mente a un público meta permite crear contenido mejor direccionado y muy seguramente, más útil. Esto quiere decir que la publicidad verdaderamente efectiva debe ser creada teniendo en mente al cliente, hasta en el último detalle.

Ética

La publicidad busca convencer a su público de que un producto o servicio es mejor que otros. En la búsqueda de aumentar su poder de persuasión, sería muy fácil caer en la tentación de mentir, exagerar o cometer actos faltos de ética que engañen a los clientes. Por lo mismo, existen agencias gubernamentales, como la PROFECO, que evitan este tipo de estafas a los consumidores, ten cuidado con la publicidad engañosa.

Ahora bien, aunque mentir y engañar podría funcionar al inicio de una campaña publicitaria, la realidad es que, pronto, el público se dará cuenta de que se les está vendiendo “gato por liebre”.

Es importante evitar este tipo de acciones, pues al final del día, la publicidad será siempre un reflejo de su empresa. Así, las campañas deshonestas terminarán por alejar a los clientes de un negocio.

Consistente

Una manera muy efectiva de mantener una marca en la mente de la gente es la consistencia. Es decir, para que una marca sea reconocida a lo largo del tiempo y del mundo, debe mantenerse fiel a sus valores originales. Si cambia constantemente, no solo pierde efectividad, sino que la misma gente no es capaz de reconocer que se trata de la misma empresa.

Un buen ejemplo de la consistencia necesaria para mantener a una base de clientes es Coca Cola, cuyo logo, colores e ideales apenas han cambiado en los más de 100 años que tiene posicionándose como uno de los productos más vendidos del planeta.

la publicidad es

Definiciones de publicidad según expertos

American Marketing Association

La AMA le dan el siguiente significado a la publicidad:

“La colocación de avisos y mensajes persuasivos, en tiempo o espacio, comprado en cualesquiera de los medios de comunicación por empresas lucrativas, organizaciones no lucrativas, agencias del estado y los individuos que intentan informar y/o persuadir a los miembros de un mercado meta en particular o a audiencias acerca de sus productos, servicios, organizaciones o ideas»

Thomas C. O’Guinn, Chris T. Allen y Richard J. Semenik

O’Guinn, Allen y Semenik, autores del libro «Publicidad», definen a la publicidad de la siguiente manera: «La publicidad es un esfuerzo pagado, trasmitido por medios masivos de información con objeto de persuadir»

Michael J. Etzel, Bruce J. Walker y William J. Stanton

Para Stanton, Walker y Etzel, autores del famoso libro «Fundamentos de Marketing», la publicidad es:

«Una comunicación no personal, pagada por un patrocinador claramente identificado, que promueve ideas, organizaciones o productos. Los puntos de venta más habituales para los anuncios son los medios de transmisión por televisión y radio y los impresos (diarios y revistas). Sin embargo, hay muchos otros medios publicitarios, desde los espectaculares a las playeras impresas y, en fechas más recientes, el internet.»

Como ya hemos mencionado, el objetivo principal de la publicidad es llevar la atención de todo aquél que la vea hacia un producto o empresa, con el fin de que éste se convierta en un cliente. Sin embargo, esta función se puede dividir en varios tipos. A continuación, te contamos para qué sirve la publicidad exactamente.

Por lo general, la publicidad se encuentra presente en todas las etapas de una relación entre un cliente y un producto. Primero, sirve para dar a conocer un producto. Cuando una empresa lanza un producto nuevo al mercado, lo primero que se debe hacer es bombardear a los clientes para que lo conozcan y lo consuman.

Además, la publicidad ayuda a un producto a posicionarse en el mercado, aunque este no sea nuevo. Mediante campañas publicitarias que se concentren en las ventajas o beneficios de un producto o servicio, una empresa puede utilizar el marketing para colocarse como la marca favorita del público meta.

Un ejemplo de esto es, por ejemplo, Hot Wheels, que logró convertirse en la marca favorita de autos miniatura, al punto en que llamamos “hot wheel” a cualquier auto de juguete de este tipo.

La publicidad también puede ser eficiente para distinguir a una empresa frente a su competencia. Esto, se logra exponiendo las características de un producto y sus ventajas, pero, de hecho, también se logra mediante la constante exposición de los posibles clientes a la publicidad de la marca. Una marca que se mantenga en la mente del cliente, posiblemente estará en su cabeza al momento de elegir en una compra.

Obviamente, uno de los objetivos centrales de la publicidad es el aumento de las ventas de una empresa. Esto se logra cuando se consiguen todos los demás objetivos. Es casi lógico que, si la publicidad de una empresa la posiciona como la mejor opción y la distingue para bien ante su competencia, los clientes se acercarán a ella.

¿Para qué no sirve la publicidad? ¡Mitos develados sobre el tema!

Contrario a lo que se podría pensar, ¡la publicidad no busca engañar a la gente!

Es verdad que el objetivo principal de cualquier tipo de publicidad es convencer a las personas de las bondades de un negocio o producto. Esto, lógicamente, se hace apuntando a las ventajas de lo que se busca vender y señalando siempre las cosas buenas de tal producto o servicio.

Sin embargo, es importante señalar que hay una línea muy delgada entre vender un producto y engañar a la gente para que lo compre. Como mercadólogo y publicista, es muy importante jamás cruzar esta línea.

Utilizar la publicidad de manera engañosa y deshonesta no sólamente se considera un acto poco ético, sino que también podría costarte muy caro frente a la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), asociación gubernamental que se encarga de proteger los derechos de los consumidores. Entre sus labores, la PROFECO multa a las empresas que estafan a los consumidores, asegurándose así de que no ocurra de nuevo.

Además, aunque podría tener resultados positivos en un inicio, la realidad es que engañar a las personas para que consuman un producto o contraten ciertos servicios sólo puede terminar mal.

Tarde o temprano, estos se darán cuenta de que la calidad del producto no es la prometida, o bien, notarán que las ventajas promocionadas fueron falsas. Esto los llevará a alejarse del negocio y quizás inclusive a aconsejar a otros a hacer lo mismo.

Por estas razones, lo mejor es mantenerse del lado honesto y utilizar la publicidad, no para engañar al público, sino para dar a conocer tu marca y tu trabajo.

¡Ejemplos de publicidad efectiva! ¡Aprende de los mejores!

A continuación, te presentamos algunos ejemplos de publicidad eficaz que son reconocidos por todos:

Publicidad de un producto

La campaña publicitaria de Coca Cola, “Comparte una Coca-Cola con…” ha sido una de las campañas más exitosas de esta empresa, pues tiene un enfoque personalizado que acerca al público al producto e invita a los compradores a buscar su nombre.

para que sirve la publicidad resumen

Publicidad de Facebook

Un medio publicitario muy común actualmente es Facebook, pues es una de las redes sociales más populares en la actualidad. Los algoritmos de este sitio revisan tus búsquedas en internet y tus likes, para ofrecerte productos y servicios que podrías encontrar interesantes.

publicidada

Publicidad política

Una de las campañas políticas más amadas por el público fue “Yes We Can” de Barack Obama para su campaña presidencial de 2008. En esta, el candidato apunta a los deseos del pueblo americano de esperanza y optimismo.

publicidad definición

Si deseas conocer mas a detalle los tipos de publicidad, te recomendamos leer nuestro articulo: ¿Conoces los tipos de publicidad que existen?

¿Dónde se utiliza la publicidad?

Desde hace mucho tiempo ya, la publicidad es un elemento constante de nuestras vidas. No importa a donde mires, la publicidad está ahí, ya sea en la vida real o bien, en la dimensión digital de nuestro día a día: el internet.

En un día cualquiera, puedes encontrar anuncios publicitarios en muchos lugares. Por ejemplo, puedes encontrar publicidad en anuncios en la calle, fuera de las tiendas, ya sean grandes, como los supermercados o centros comerciales, o bien pequeñas, como los abarrotes de la esquina. Cualquier negocio que se te ocurra tendrá publicidad de sus productos en su fachada, para así captar tu atención rapidamente.

También es común enfrentarse a la publicidad en papel: es posible encontrarla en el periódico, en las revistas y hasta en las etiquetas de otros productos. Esta es una estrategia muy común de las empresas para presentarte nuevos productos de la mano de los productos en los que ya confías. Esto elimina el desconocimiento del cliente y puede convertir a un cliente potencial en un cliente fácilmente.

Además, desde el auge del internet y, específicamente, desde el auge de los teléfonos inteligentes, ¡tenemos publicidad en nuestras manos todo el tiempo!

La mayoría de los algoritmos de internet son publicidad encubierta. Nuestras computadoras y celulares siempre están buscando la manera de ofrecernos productos. Es posible encontrar publicidad en tu celular, en tus redes sociales favoritas y hasta en páginas que visitas por primera vez.

¡La publicidad realmente está en todos lados! ¿Se te ocurren otros ejemplos?

¿Para qué se analizan los anuncios y campañas?

El análisis de anuncios y campañas publicitarias es muy útil si se hace previo a la creación de una estrategia, pues sirve para analizar el mercado al que se va a llevar nueva publicidad. Esto conlleva entender mejor cómo funcionan los canales de comunicación en los que se va a proyectar un nuevo anuncio o bien, una nueva campaña.

El resultado de esto es una mayor efectividad de los anuncios a crear, ya que, al momento de hacer el análisis, se ubica el público meta, así como los deseos y necesidades de este. Por ejemplo, un negocio local tendrá que hacer un análisis que le lleve a concluir que su estrategia de mercado debe ser local. Si quisiera, por ejemplo, llevar su publicidad a nivel nacional, solo perdería dinero en vano.

Analizar anuncios y campañas también es necesario una vez que se han creado las estrategias. Esto, pues la publicidad es una proyección fiel de la sociedad misma. Por esto, por ejemplo, parte de la labor de los sociologos es analizar campañas actuales o bien, antiguas. Esto, con el fin de obtener nuevas perspectivas de cómo era la vida en el momento en el que surgieron dichas campañas.

Esta revisión, no solamente sirve para el análisis histórico de la humanidad. También ayuda a futuros mercadólogos a crear mejores campañas publicitarias, pues les permite abonar a las teorías de la creación de publicidad actuales. Sin duda alguna, para ser un buen mercadólogo o publicista es necesario analizar otras campañas, para conocer que es efectivo y qué no.

Entérate de las ultimas
Tendencias y novedades del Marketing