posicionamiento web seo

¿Qué es SEO y para qué sirve en marketing?

Seguramente alguna vez has oído hablar del SEO, o lo has visto mencionado en alguna parte del universo digital. Pero, ¿en qué consiste y cómo puedes utilizarlo? En realidad, no necesitas ser un experto en marketing para comprender lo que es SEO y de qué manera puede beneficiar a tu marca. En este artículo te explicamos de manera sencilla su concepto y sus principales características. ¡Sigue leyendo y toma nota!

Significado de SEO o posicionamiento en buscadores

SEO, o Search Engine Optimization, son siglas que en español se traducen como optimización de los motores de búsqueda. En el mundo del marketing digital, el SEO se define como un conjunto de estrategias que se emplean en un sitio web para favorecer su posicionamiento en buscadores de forma orgánica.

En otras palabras, se trata de técnicas que ayudan a optimizar una web para ser mostrada entre los primeros resultados de una búsqueda en Google, YouTube o Yahoo, por ejemplo, sin necesidad de pagar por ello.

¿Y qué utilidad tiene esto? Simple: cuanto mejor posicionada se encuentre una web, mayor es su visibilidad para los usuarios. Así, se facilita que se dirija tráfico hacia ella, y se aumentan las probabilidades de que los visitantes realicen acciones dentro del sitio, como suscribirse, descargar un elemento o realizar una compra, por mencionar algunas. Además añadirle anuncios es una buena idea para ganar dinero en internet.

Ahora bien, cuando se habla de lo que es un SEO en una empresa, se hace referencia a la persona encargada de ejecutar las estrategias SEO para lograr un buen posicionamiento del sitio web de la misma. Es alguien que se especializa en estas técnicas y sabe llevarlas a cabo de manera óptima para obtener buenos resultados.

seo pagina web

¿Cómo funciona el SEO en Google?

Lo primero que debes saber es que Google ha llegado a ser el buscador más utilizado en el mundo porque su objetivo es ofrecer a los usuarios información de calidad que dé la respuesta adecuada a cualquiera que sea la pregunta (búsqueda) que realizan.

La cuestión es, ¿cómo lo hace si existen alrededor de 1,880 millones de sitios web? ¿Cómo es que sabe cuáles son los mejores y que contienen justo la solución a lo que requiere el usuario? Básicamente, sigue estos 3 pasos:

  1. Rastreo: Es el proceso mediante el que Google busca, y descubre nuevas páginas o contenidos actualizados en internet analizando sus URL y su contenido. Para ello, utiliza robots comúnmente conocidos como rastreadores o arañas, ya que simulan un efecto de telaraña al ir siguiendo los enlaces que hay en los sitios web. De esta manera, Google puede detectar los sitios con información valiosa y que pueden servir para responder al usuario.
  2. Indexación: Una vez descubiertas esas páginas web gracias al rastreo, Google las incluye en un índice, que funciona como una enorme base de datos en la que se almacena la información más importante sobre esos sitios. Al formar parte del índice, las páginas pueden ser mostradas como resultado de una búsqueda. Es algo así como decir que un libro está disponible en una biblioteca.
  3. Clasificación: Ya indexados, los sitios web son organizados y clasificados de acuerdo a su contenido. Así, cuando un usuario hace una consulta, Google recupera los sitios que considera más relevantes dentro de su índice para resolver la búsqueda. La posición en la que los muestra como resultados la decide un algoritmo que toma en cuenta distintas variables como los enlaces y la calidad del contenido, entre muchas otras.

seo web

Bien, ahora que ya sabes a grandes rasgos cómo opera este famoso buscador, podemos pasar a lo más interesante: cómo funciona el SEO para posicionar un sitio web en Google.

Existen muchas acciones que pueden formar parte de una estrategia SEO. Sin embargo, todas apuntan a un objetivo en común: hacer que la web sea la mejor versión de sí misma. De esta forma, Google puede rastrearla, indexarla y clasificarla como un sitio de calidad y capaz de entregarle al usuario la respuesta que está buscando. Entonces, podría mostrarla en los primeros lugares de sus resultados.

En este sentido, posicionar una web a través de SEO implica optimizarla no solo para Google, sino especialmente para el usuario.

Hay una gran variedad de técnicas de SEO, que forman parte de los factores principales que Google toma en cuenta al momento de elegir los resultados que mostrará primero en respuesta a una búsqueda. Por ejemplo, la generación de enlaces, la creación de contenido de calidad con base en investigación de palabras clave, la experiencia del usuario en tu sitio web, y hasta los detalles más especializados como el uso de etiquetas y códigos. Por esta razón, resulta tan importante conocer lo que es SEO en marketing e implementarlo.

Si quieres profundizar en el tema, te recomendamos echarle un vistazo a estos ejemplos SEO.

posicionamiento organico

Diferencia entre SEO y SEM

Es muy común que al iniciarse en el marketing digital haya confusión sobre la diferencia entre SEO y SEM. En resumidas cuentas, mientras que el posicionamiento SEO se consigue de manera orgánica (natural), el que se logra mediante SEM (Search Engine Marketing) es a través de campañas de anuncios de paga.

Es decir, con SEO no necesitas pagarle a Google o a cualquier otro buscador para que tu sitio aparezca en las primeras posiciones de sus resultados. Con SEM, sí.

SEO On Page

Una de las formas de ayudar a tu web a posicionarse mediante SEO, es con lo que se conoce como SEO On Page. Este consiste en todas las acciones que puedes realizar dentro de tu sitio web para optimizarlo. Claro está, que se trata de aspectos que Google considera indispensables para darle un lugar privilegiado.

¿Y qué clase de optimizaciones puedes realizar en tu sitio? Primero que nada, es necesario que te asegures que se encuentre indexado en Google. Para ello, puedes hacer una búsqueda anteponiendo el comando «site:» seguido de tu dominio. Si puedes verlo como resultado, significa que sí forma parte del índice de Google.

Partiendo de ahí, es esencial que tu sitio disponga de una buena arquitectura, es decir, que todo su contenido esté bien organizado y categorizado. Cuida también que los enlaces internos funcionen adecuadamente y que los tiempos de carga de tus páginas sean rápidos.

Y eso sí, siempre presta especial atención en crear contenido de calidad. Investiga palabras clave, define estructuras claras y coherentes, jerarquiza la información, optimiza los títulos y descripciones, y utiliza imágenes o elementos visuales.

La idea es facilitarle la vida tanto a Google como al usuario. Ayúdales a saber de qué trata tu sitio y hazlo amigable y atractivo.

google seo

SEO Off Page

Existe otra vertiente del SEO que tiene que ver con acciones fuera de tu sitio web, lo que se conoce como SEO Off Page. En resumidas cuentas, consiste en lograr que tu web consiga enlaces externos de calidad. Es decir, el objetivo principal es que otros sitios enlacen al tuyo.

Las acciones Off Page te permiten ir construyendo una buena reputación ante los ojos de Google y el usuario. Que tu web sea mencionada en otras, o en redes sociales, blogs, y demás, es un indicador de que tu contenido es confiable y de calidad, y te ayuda a ganar popularidad y autoridad. Por lo tanto, es más factible que tu sitio se posicione bien.

Algunas recomendaciones para obtener enlaces a tu web son: tener un blog con contenido actualizado y relevante para el lector, hacerse presente en redes sociales, que en tu web enlaces a otros sitios de calidad, y dar de alta tu web en directorios, por ejemplo.

Una combinación de técnicas de SEO On Page y Off Page, es ideal para optimizar tu sitio y alcanzar los primeros lugares en los buscadores.

Entérate de las ultimas
Tendencias y novedades del Marketing