¿Qué es un dominio y para qué sirve?

Si estás planeando tener tu propio sitio web, definitivamente necesitas saber qué es un dominio, y qué utilidad tiene para las webs y para los usuarios.

Por eso, en este artículo te guiamos desde su definición hasta su propósito y funcionamiento, para que conozcas todo acerca de los dominios web.

¡Descubre todo lo que debes saber sobre ellos para tu sitio!

¿Qué es un dominio web?

En el mundo del marketing digital, los sitios web son activos sumamente valiosos y cruciales para los negocios.

Es por eso que, conocer las partes que integran una web es esencial, sobre todo si estás considerando tener una.

Y el dominio es uno de los componentes más importantes para una web.

A grandes rasgos, un dominio de internet o dominio web es el nombre específico e irrepetible que tiene un sitio web, aquel por el cual se identifica y con el que los usuarios le reconocen.

Imagínalo de este modo: tu web es como una casa, y el dominio es su dirección.

De hecho, conseguir un dominio es uno de los primeros pasos que debes dar si quieres tener una web.

Piensa por un momento en esto: actualmente, existen alrededor de 1,880 millones de sitios web en internet.

Y cada uno de ellos representa un dominio diferente.

Si existieran 2 sitios web con exactamente el mismo nombre, ¿cómo sabrían los usuarios a cuál de ellas ingresar?

Además, esto podría representar un caos para los motores de búsqueda, las herramientas de análisis digital, y ni qué decir del SEO.

Claro que, cada propietario de un sitio web elige el nombre de dominio que desea, siempre y cuando esté disponible.

Por eso es que puedes encontrar todo tipo de dominios, hasta lo inimaginable.

Pero debes saber que, elegir un nombre para tu web es un proceso serio cuando de negocios se trata.

Recuerda que, a fin de cuentas, tu web es un punto de contacto entre tus clientes y tu marca, y tu dominio se convierte en palabras clave por las que los internautas pueden llegar a ella.

También, es a través de ella que puedes aportar información de valor para los usuarios en los medios de comunicación digitales.

Y puedes lograrlo apoyándote en una buena estrategia de marketing de contenidos, donde incluyas publicaciones de blog redactadas con storytelling, infografías, videos, ebooks y mucho más.

A modo de recomendación extra, te sugerimos dar de alta tu negocio y tu web en directorios como Google My Business, e implementar de vez en cuando campañas de SEM (de anuncios pagados). Esto ayudará a que tus clientes te encuentren más fácilmente.

¿Qué estructura tiene un dominio de una página web?

Ya sabes qué es un dominio web. Ahora es necesario que conozcas cómo se conforman.

Como seguramente has visto, la mayoría de los dominios tienen una estructura básica similar.

Esencialmente, se componen de dominio y extensión.

El dominio es precisamente el nombre en sí del sitio web, mientras que la extensión es la terminación que encuentras después del punto, y que puede ayudar a identificar el tipo de web del que se trata.

Por ejemplo, en nuestra web, marketingninjas.net, el dominio es marketingninjas, mientras que la extensión es .net.

Existen muchos tipos de extensiones, que van desde los más conocidos como .com, .net, .org, .info, que son genéricos, hasta los geolocalizados, como .mx, .es, .it, y muchos más.

Pero también, hay algunos dominios que en su estructura incluyen un subdominio.

¿Y eso qué es?

Verás, cuando tienes un sitio web con secciones que tienen mucho contenido por sí mismas, como un blog para implementar el inbound marketing, un foro, algún tipo de comercio electrónico o incluso una web de marketing de afiliados muy extensa, puede resultar conveniente separarlo en subdominios.

Los subdominios son como conjuntos que se desprenden de la web principal, con el fin de organizar mejor el sitio y su contenido.

En este caso, los subdominios los puedes ver después del www., y antes del nombre de la web.

Entonces, suponiendo que nuestro sitio tuviera un subdominio de blog, se vería algo como lo siguiente: blog.marketingninjas.net.

Claro que, no todas las webs tienen o siquiera necesitan subdominios, pero cuando se trata de sitios muy grandes, con fuertes cantidades de contenido, es mejor organizarlos así.

Y no te preocupes por la indexación, el proceso es el mismo independientemente del tipo de dominio del que se trate.

que son los dominios

Los principales tipos de dominio que existen

Partiendo de la estructura de un dominio en internet, encontramos que existen diferentes tipos de dominio.

Estos funcionan como en una especie de jerarquía de dominios, es decir, por niveles. Y pueden identificarse principalmente mediante la extensión.

La jerarquía comienza de derecha a izquierda y se separa con puntos.

Por lo tanto, cuando veas un dominio podrás identificar que los niveles superiores comienzan a contarse del lado derecho, y conforme se retrocede a la izquierda se encuentran los dominios secundarios o hasta de tercer nivel.

Entonces, entre los principales tipos de dominio que existen, se encuentran:

  • TLD (Top Level Domains) o dominios de nivel superior

Como su nombre lo indica, son los dominios de más alto nivel dentro de la jerarquía, y corresponden a las extensiones del dominio.

Inicialmente, se utilizaban para distinguir entre los distintos tipos de sitios web.

Por ejemplo, la extensión .com servía para identificar las webs comerciales, .org para las organizaciones, .net para empresas que proveían el servicio de internet, entre muchas otras.

Hoy en día, la realidad es que los dominios .com se utilizan de manera genérica para la mayoría de las páginas web, y el resto de las extensiones suelen emplearse cuando ya existe el mismo nombre de dominio con una extensión .com.

  • gTLD (generic Top Level Domains) o dominios de nivel superior genéricos

Podríamos decir que los gTLD son una especie de subcategoría de los TLD, y se refiere a aquellos que son genéricos.

En este grupo encuentras las extensiones más conocidas, como .com, .net, .org, .gov, .edu, .info, .shop, .app, y muchas más.

  • ccTLD (country code Top Level Domains) o dominios de nivel superior de código de país

Son los geolocalizados, los que se dirigen principalmente a un país o zona en específico.

Las extensiones del tipo .mx, .es, .ar, .it, .fr, corresponden a dominios ccTLD, ya que se enfocan en México, España, Argentina, Italia y Francia, respectivamente y por mencionar algunos ejemplos.

Estos dominios siempre se componen de 2 letras después del punto, y su estrategia de SEO en buscadores se basa en posicionamiento para un territorio en especial.

  • SLD (Second Level Domains) o dominios de segundo nivel

Comúnmente, en los dominios más simples, el dominio de segundo nivel representa el nombre de dominio.

Por ejemplo, en marketingninjas.net, el SLD sería marketingninjas.

Pero de forma más específica y conceptual, los SLD representan el nivel que se encuentra justo por debajo del TLD, es decir, a su izquierda.

  • Dominios de tercer nivel

Tal vez llegados a este punto ya imagines que los dominios de tercer nivel son los que están inmediatamente después (es decir, a la izquierda) de un SLD.

Aunque también puedes identificarlos como aquellos que resultan de la combinación de un gTLD y un ccTLD.

Seguramente has visto dominios con un .com.mx, .gob.mx, y algunos otros similares.

Pues precisamente corresponden a los de esta clase, y, en realidad, tienden a utilizarse más para sitios oficiales de gobierno, o de instituciones específicas del país que se trate, aunque no es limitativo.

¿Para qué sirven y cómo funcionan los dominios de internet?

Hasta ahora, ya hemos visto qué es un dominio y cómo funciona a grandes rasgos.

Sin embargo, para que quede lo suficientemente claro, te explicamos con un poco más de detalle para qué sirven los dominios de internet.

Tal como mencionamos antes, los dominios permiten a los usuarios y a los motores de búsqueda identificar y acceder a un sitio web en específico.

Pero, además, facilitan el proceso.

Si no fuera por la existencia de los dominios, tendríamos que ir por la vida memorizando direcciones IP para poder navegar en internet.

Esas direcciones son unos códigos o etiquetas numéricas que se utilizan para identificar a los dispositivos conectados a una red, usualmente a internet.

Son básicamente el sistema de comunicación de internet.

Entonces, lo que sucede es que, cuando un usuario ingresa un dominio en su navegador web, éste contacta con un servidor DNS (en español, Sistema de Nombres de Dominio), que se encarga de traducir el dominio en una dirección IP.

Luego, con esa dirección, puede dirigirse al host de internet en el que se encuentra alojada la web que el usuario está solicitando.

Ya ubicada, el host devuelve la web y su información para ser mostrada al usuario en su pantalla, mostrando el diseño web del sitio y no un montón de código.

Como puedes ver, los dominios llegaron para facilitarnos la navegación.

Ahora, todos los dominios deben ser registrados si se desea tener la propiedad del mismo.

¿A qué nos referimos con esto?

Si bien hay algunos sitios en los que puedes crear y publicar webs de forma gratuita, todo el trabajo que realices en ellos no te pertenecerá a ti, sino a esa plataforma.

Por ejemplo, lo que corresponda a leads y ventas generados con formularios y Call To Action, no serán realmente tuyos.

Por eso, lo más recomendable es que, aunque tengas que invertirle algo de dinero, registres el nombre de dominio como tuyo, para asegurarte de que tus esfuerzos rindan frutos para ti.

Claro que, primero deberás verificar que el dominio que tienes en mente se encuentre disponible.

Pero no te preocupes por cómo se obtiene el dominio de una página web.

La mayoría de las empresas de hosting te ofrecen el registro del dominio en sus planes, y, además, ahí mismo puedes hacer la comprobación de su disponibilidad.

Lo que sí es recomendable, es que procures mezclar tanto técnicas de inbound como de outbound marketing para que obtengas mejores resultados con tu sitio web.

Por último, y para que quede más claro, te dejamos este video del experto en SEO Romuald Fons, a modo de resumen sobre qué es un dominio.

Ya sabes qué es un dominio y lo más relevante acerca de ellos. Ahora sí, es momento de que elijas el tipo que resulte más conveniente para tu negocio.

Solamente antes de que te vayas…

¡Recuerda suscribirte!

Entérate de las ultimas
Tendencias y novedades del Marketing