Qué es un host: su significado, cómo funciona y ejemplos

Dentro del ámbito del marketing digital, y especialmente si estás planeando tener un sitio web, es indispensable que sepas qué es un host y para qué sirve.

En este artículo te explicamos lo más importante acerca de ellos y te mostramos algunos ejemplos. ¡Sigue leyendo!

Significado de host o hosting

Primero que nada, ¿qué significa host? La palabra, como seguramente te habrás dado cuenta, proviene del inglés y significa anfitrión.

Ahora, antes de adentrarnos de lleno en su concepto, es importante que sepas que haremos 2 definiciones de host, que aunque tienden a pasarse por lo mismo, no necesariamente lo son.

Por una parte, se habla de host en términos de servidores, pero un host también puede referirse al servicio de hosting para las webs.

En este último es en el que principalmente nos vamos a enfocar a lo largo del artículo. De hecho, es importante para tu web elegir un buen hosting, ya que esto puede impactar al SEO de tu sitio.

Desde un sentido más informático, un host o servidor consiste en una computadora o grupo de computadoras que proveen distintos servicios de transferencia de datos a los clientes, mediante una conexión de red y softwares especializados.

Dentro de esos servicios, se encuentra el correo electrónico, la transferencia de archivos, alojamiento y manejo de bases de datos, de páginas web, entre otros.

Y es precisamente hablando de páginas web, que llegamos a la segunda definición de host, la que se relaciona con el hosting.

Entre los servidores, existen los servidores web, o web hosts.

Entonces, un host o hosting es un servicio que permite alojar sitios web y sus componentes, como el texto, imágenes, infografías, videos y demás archivos, para que estén disponibles para los usuarios dentro de internet.

En pocas palabras, cuando hablamos de host en un sentido de hosting, nos referimos a los servidores que brindan el servicio de alojamiento web.

Comúnmente, lo anterior se ejemplifica con la analogía de una casa: toda casa necesita un espacio o terreno para construirse y existir, ¿cierto?

Bueno, pues lo mismo sucede con todo sitio web. En este caso, una web representa la casa, y el host o hosting, el terreno.

¿Para qué sirve un host de internet?

Tal como lo mencionamos antes, la principal utilidad de cualquiera de los diferentes tipos hosting es alojar los sitios web y hacerlos accesibles para los internautas.

Pero no solamente permiten que un usuario pueda ingresar a ellos, sino que aseguran que puedan hacerlo desde cualquier lugar y en cualquier momento, es decir, funcionan 24/7.

Supongamos que te dedicas a alguno de los tipos de comercio electrónico.

Sí o sí, tu web debe permanecer activa y visible para tus clientes a toda hora. De otra forma podrías estar perdiendo ganancias e incluso a los clientes. Y para evitarlo, necesitarás uno de los mejores hostings para e-commerce.

De hecho, una buena idea para favorecer tu negocio, es darlo de alta en directorios como Google My Business.

Además, tú como propietario o propietaria de una web, debes poder acceder a ella y gestionarla en el momento que lo requieras.

Claro, en este proceso de gestión también intervienen los CMS, pero esencialmente, es gracias al hosting que una web está siempre disponible.

Ahora bien, ¿recuerdas el ejemplo de la casa? Bueno, toda casa tiene una dirección que la identifica, ¿cierto?

Eso es el dominio. Y el dominio de un sitio web es un elemento esencial que se aloja también en el host.

Sumado al alojamiento, los distintos proveedores de hosting también brindan servicios como los relacionados a la seguridad de tu web, cuentas de correo electrónico personalizados con tu dominio, distintas capacidades de almacenamiento, entre otros.

Si te preguntas cuánto cuesta un hosting para una página web, no te preocupes, existen diferentes opciones eficientes, dependiendo de las necesidades de tu web.

El precio promedio oscila entre los $30 USD hasta los $350 USD, aunque esto puede variar dependiendo del lugar donde vivas. Los costos de un hosting en España, por ejemplo, no necesariamente son los mismos que en México.

significado de host

¿Cómo funciona un host?

Hasta ahora ya sabes qué es un host y para qué sirve, y probablemente ya tienes una idea de cómo funciona.

Todo sitio web, sin importar si es un e-commerce, un blog, un sitio de marketing de afiliados o cualquier otra clase de web, necesita contar con un espacio en internet para guardar sus archivos.

Además, es lo que permite que, cuando un usuario lo solicite mediante palabras clave o con tu nombre de dominio, tu web le pueda ser mostrada, independientemente del tipo de navegador web que utilice.

Pero, tal como lo mencionamos antes, para ello la web debe poder estar activa todo el tiempo, a través del hosting.

Y para esto, se requiere de un servidor, ya que son equipos potentes, de gran capacidad.

Imagina lo que sería tener un equipo así en tu casa funcionando las 24 horas del día, ¿cuánto crees que pagarías nada más por el servicio de luz?

Por eso, lo común es contratar el hosting a empresas que cuentan con la capacidad de dar mantenimiento a los servidores.

Entonces, cuando contratas el servicio, en realidad estás pagando por un espacio en un servidor web que ofrece alojamiento web.

Para que quede más claro, retomaremos la analogía de la casa.

El servidor, mediante el servicio de web hosting, te brinda el espacio para que construyas tu casa (tu web).

Pero, al igual que cuando compras una casa, tu sitio debe tener una dirección, para que quien quiera visitarlo sepa cómo llegar a él.

Así, necesitas obtener primero un nombre de dominio. Éste será la dirección de tu web.

Por ejemplo, si la dirección de tu casa es Calle XYZ, número 1234, la dirección de tu sitio es tudominio.com.

Ahora, como ya sabes, el hosting actúa como el terreno en el que tu web quedará alojada y lista para que los usuarios puedan visitarla siempre que quieran.

Pero, ¿cómo funciona este proceso? ¿Cómo es que un usuario llega a tu web?

Pues cuando abre su navegador de internet e introduce tudominio.com en él, el navegador se dirige hacia el hosting en el que tu sitio está alojado, para pedirle al servidor que muestre la web.

Ojo: para que esto suceda, también es requisito que tu web ya haya pasado por el proceso de indexación en los buscadores web.

Claro que, entre tantos hostings y servidores que existen, es necesario un sistema que le permita al navegador saber exactamente a cuál host dirigirse cuando un usuario busca tu sitio, y que le indique al servidor a qué cliente devolver la información.

Eso se logra a través de 2 elementos: la dirección IP y el servidor DNS.

La IP es una especie de código que identifica a los dispositivos para que puedan ser localizados y establecer comunicación unos con otros.

Y el DNS es a quien agradecemos por no tener que memorizar las direcciones IP de cada sitio web al que queremos ingresar como usuarios, ya que las traduce a nombres de dominio.

Entonces, el proceso completo termina siendo algo como lo siguiente:

  • Primero, el usuario ingresa al navegador tudominio.com, en lugar de la IP de tu web.
  • Luego, el DNS traduce tudominio.com a la IP que le corresponde para identificar el hosting en el que se encuentra y solicitarle al servidor tu web.
  • Después, el host recibe la petición, identifica tu web y la dirección IP del dispositivo del usuario que la está pidiendo, y le envía la información de vuelta.
  • Así, el usuario finalmente visualiza tu web.

Eso sí, considera que una cosa es que el usuario llegue a tu web, y otra es mantenerlo interesado en ella.

Para ello se requiere de diferentes tipos de estrategias, dependiendo del enfoque de tu sitio, como el storytelling, el inbound marketing, o las técnicas del marketing de contenidos, por ejemplo.

Puedes utilizarlas en los diferentes medios de comunicación digitales para promover tu web e interesar al usuario.

Ejemplos de host

Como podrás imaginarte, existe una gran cantidad de empresas que se dedican al hosting.

Y claro que cada una de ellas puede tener sus ventajas y desventajas, u ofrecerte paquetes distintos, pero, a fin de cuentas, el hosting que elijas debe ser el que mejor se adapte a tus necesidades.

De hecho, GoDaddy cuenta con un checklist para elegir  al mejor proveedor de hosting para tu web.

Pero además, para que tengas buenas opciones entre las cuales decidirte, puedes revisar este listado de los mejores hostings en México. Mientras tanto, traemos estos 3 ejemplos de host:

  • Hostgator

Es uno de los más baratos. Cuenta con diferentes tipos de servidores, entre dedicados, VPS, cloud y demás.

Sus 4 planes incluyen certificado de seguridad SSL, cuentas de correo profesionales, panel de control, creador de sitios web (desde donde puedes manejar el diseño web), soporte e instalador de aplicaciones.

Actualmente, ofrecen 1 año de dominio gratis, y sus distintos planes van desde 5 hasta 75 GB de almacenamiento.

Te recomendamos leer: ¿Qué es mejor GoDaddy o Hostgator?

  • Hostinger

Tienen una gran variedad de hostings, entre ellos el VPS, compartido, cloud, WordPress, cPanel, e incluso Minecraft.

Cuenta con las mejores capacidades de almacenamiento. Su paquete más básico incluye 30 GB de alojamiento para 1 sitio web, 1 cuenta de correo y 100 GB de ancho de banda.

Los planes Premium y Empresarial pueden alojar hasta 100 sitios web, incluyen cuentas de correo gratis, dominio por 1 año, ancho de banda ilimitado y crédito en Google Ads para que hagas campañas de anuncios en los motores de búsqueda y atraigas leads, o lo que es lo mismo, acciones de SEM.

El plan Empresarial se distingue por generar copias de seguridad diarias por un costo adicional.

Todos ofrecen certificado SSL y administración de WordPress.

De hecho, es considerado como uno de los mejores hostings para WordPress, ya que es genial para la gestión de tu web, ya que permite añadir una enorme variedad de plug-ins o extensiones para distintos propósitos: de seguridad, formularios con CTA o Call To Action, recursos de outbound marketing, entre muchos otros.

Te recomendamos leer: HostGator o Hostinger ¿Cuál es mejor?

  • Siteground

Es de los mejor calificados en general. Además del alojamiento web para pequeños y medianos proyectos, cuentan con planes de hosting de WordPress y otros especializados en e-commerce.

De forma general, los planes van de 10 a 40 GB de almacenamiento, dominio gratis por 1 año, certificado SSL, cuentas de correo electrónico ilimitadas, copias de seguridad diarias y administración de WordPress.

Además, la plataforma trabaja de forma conjunta con Google Cloud, por lo que en cualquier plan que contrates, ayudas al medio ambiente, ya que Google compensa el total de energía que requiere para operar, con energía renovable.

Ya hemos descrito qué es un host y cómo funcionan. Ahora puedes lanzarte a comparar planes y elegir el más adecuado para ti.

Solamente antes de irte…

¡Recuerda suscribirte!

Entérate de las ultimas
Tendencias y novedades del Marketing