Conoce qué es un servidor y para qué sirve

Usas internet todos los días, visitas páginas web, y seguramente has escuchado ciertos términos informáticos comunes. Pero, por ejemplo, ¿sabes qué es un servidor?

Es muy probable que, aunque sabes que existe, te preguntes qué es en realidad, para qué sirve y cómo funciona. Y, de hecho, si tienes un sitio web o planeas tener uno, necesitas saber en qué consiste.

Bueno, pues eso es precisamente lo que traemos para ti en este artículo, así que, ¡sigue leyendo y toma nota!

Definición de servidor

¿A qué te suena la palabra servidor? Claro, a servir. Y es que el término proviene de la palabra en inglés «server«.

En informática, un servidor es un sistema que proporciona distintos tipos de datos o información a dispositivos u otros equipos de cómputo (llamados clientes), que están conectados a través de una red, ya sea local o por internet.

De manera general, cuando hablamos de servidor, podemos referirnos tanto a uno o varios aparatos o computadoras, como a un software o programa.

Verás, digamos que un servidor es como una computadora central, conocida como host, dado que aloja información.

Esta forma parte de una red más amplia, conectándose con otros equipos (los clientes).

Para poder proveer a sus clientes de diferentes servicios, esa computadora central debe contar con una especie de aplicación o un tipo de software que le permita comunicarse con los usuarios y brindarles la información que necesitan.

Entonces, tanto al equipo físico o hardware, como al software que responde a las peticiones de los clientes, se le denomina servidor.

Normalmente, los servidores se encuentran en funcionamiento sin descanso, para ser capaces de atender las solicitudes de los clientes en todo momento.

¿Para qué sirve un servidor de internet?

Tal vez la pregunta pueda sonar redundante, pero es más que válida.

La verdad es que, ya que existen distintos tipos de servidores (tal como lo verás más adelante), pueden tener diferentes propósitos.

Sin embargo, a grandes rasgos podemos decir que los servidores en general cumplen con una función principal muy importante: recibir peticiones por parte de clientes, y darles respuesta, devolviéndoles algún tipo de información.

Esas respuestas pueden ser en forma de una página web, videos, imágenes, una plataforma de correo electrónico, datos, entre otras, dependiendo del tipo de servidor que se trate.

Pero, además, un servidor almacena información, da acceso a ella y permite centralizar datos.

También, en ellos es posible administrar usuarios, sus contraseñas y la clase de acceso que tienen a la información.

Los servidores, además, se pueden utilizar para establecer conexiones de manera remota y segura.

Ahora, en el caso específico de los servidores de internet o servidores web, para lo que principalmente se emplean es para el almacenamiento de las páginas web que se escriben con el protocolo HTML.

De hecho, es gracias a los servidores que puedes navegar en la web y visitar los sitios que te interesan, sin importar qué clase de navegador de internet utilices.

¿Cómo funcionan los servidores?

Viéndolo a grandes rasgos, un servidor funciona esencialmente como un espacio de almacenamiento y como un proceso de comunicación a la vez.

Usualmente, al modelo de funcionamiento de los servidores se le conoce como cliente-servidor.

Como comentamos antes, los servidores se conectan a otros dispositivos formando una red.

Supongamos que tú quieres acceder a un buscador de internet para hacer una consulta sobre un negocio local.

Lo que haces desde tu dispositivo es abrir el navegador, que en la mayoría de los casos ya cuenta con algún buscador integrado, e introduces tu búsqueda.

Tu dispositivo es el cliente que está realizando una petición o solicitud al servidor, donde se encuentra alojada la información que necesitas, en este caso los servidores de google y google my bussines reciben esa solicitud y luego la responden llevando hasta tu pantalla los resultados de la busqueda solicitada, o sea, la información del negocio que buscaste.

Ahora, ese mismo servidor puede estar comunicándose con muchos otros clientes al mismo tiempo, brindándoles respuesta a sus requerimientos.

Independientemente del tipo de servidor del que se trate, el estilo de funcionamiento es básicamente el mismo: la petición del cliente llega al servidor, y el servidor responde con información.

que es un servidor de internet

¿Qué tipos de servidores hay?

Existen distintos tipos de servidores, y cada uno puede tener funciones específicas diferentes.

De hecho, precisamente describir los tipos que hay, te ayudará a comprender mejor su utilidad y cómo es que funcionan.

Veámoslos.

De email o correo electrónico

Son aquellos que te permiten recibir, enviar, almacenar, filtrar, procesar y gestionar tus emails, tanto entrantes como salientes.

Gracias a su aparición, la comunicación se volvió mucho más rápida y eficiente.

En el proceso de enviar y recibir correos, intervienen varios servidores y protocolos.

Primero, se requiere un servidor SMTP que detecte que un usuario desea enviar un email.

Luego, el SMTP contacta con un servidor DNS (que explicaremos más adelante), para que éste le indique a dónde debe ser enviado.

Ya que cuenta con esa información, el SMTP entra en contacto con el servidor que recibe, mediante protocolos POP o IMAP, que permiten la recepción y administración del correo.

El marketing digital se beneficia mucho de este tipo de servidores al implementar campañas de email marketing.

Servidor web

Actualmente, existen más de 1,880 millones de sitios web en internet (y cada día se crean más).

Considerarlos como un medio de comunicación digital es posible gracias a la existencia de los servidores web.

Lo que hacen estos servidores es que, por una parte, almacenan la información de los sitios y páginas web en un estilo de formato llamado HTML.

Resguardan el texto, las imágenes, videos, y otros recursos que forman parte de las webs, y es lo que muestran a los usuarios en sus pantallas, pero no en forma de código, sino como páginas bien estructuradas y utilizables.

¿Recuerdas que mencionamos que este tipo de servidores son los que te permiten navegar por internet?

Cuando tú utilizas un motor de búsqueda para ingresar a una web, por ejemplo, a un blog, en realidad lo que estás haciendo (sin necesariamente saberlo) es solicitar un archivo o página HTML.

Entonces, el navegador se convierte en el cliente, que hace la petición al servidor web de esa página en específico.

Esa petición y toda la comunicación que se establece entre el navegador y el servidor web, se basa en el protocolo HTTP (Hyper Text Transfer Protocol, o protocolo de transferencia de hipertexto).

Finalmente, el servidor le devuelve la información solicitada al navegador, y este te muestra la página web no en HTML, sino en la forma y con las funcionalidades de una web como normalmente las ves.

Dentro de los servidores web existen algunos subtipos principales, que son:

  • Dedicados: Los que responden a las peticiones de un solo cliente de manera exclusiva.
  • Compartidos: Contrarios a los dedicados, funcionan para múltiples clientes a la vez.
  • Virtuales: Los que simulan a los servidores físicos y sus funciones pero en un contexto virtual.

Considera a tus servidores como parte fundamental para tus estrategias digitales.

Si vas a optimizar una web para motores de búsqueda o SEO, toma en consideración que la velocidad de carga y un diseño web amigable, son factores muy importantes.

Además, si tu sitio web se basa en marketing de contenidos evita cargar archivos muy pesados para no afectar la velocidad.

Mejor, enfócate en la calidad del contenido, desde tus posts hasta las imágenes, infografías, videos y demás, para que puedas retener más tiempo a tus usuarios. Esta es una práctica derivada del inbound marketing.

Contar con un buen servidor te ayudará a que tus posts sean indexados más rápido, aunque claro que para lograr un buen posicionamiento, intervienen otros factores como incluir palabras claves óptimas,  paginas de aterrizaje, llamados a la acción bien estructurados y muchos más.

De base de datos

Este tipo de servidores precisamente corresponden a los que almacenan y administran una gran cantidad de bases de datos.

Los clientes pueden acceder a ellas y gestionarlas como mejor les convenga.

Por esta razón, y por la facilidad con que pueden manejarse los datos, estos servidores suelen ser muy utilizados en los bancos o en empresas grandes que tienen, a su vez, altos volúmenes de datos de sus propios clientes o leads.

Pero no es solo para empresas grandes, las páginas de afiliados y de E-commerce,  y páginas que emplean SEM o estrategia de outbound marketing utilizan bases de datos para almacenar todos los contactos que generan por medio de sus anuncios pagados.

Cloud o de nube

En este caso, el servidor en la nube no tiene precisamente una ubicación física, sino que es virtual.

Aunque sí se requiere de un servidor físico, se utiliza un software que permite virtualizar el servidor.

Normalmente, al hablar de servidores en la nube o cloud servers, se hace referencia a aquellos que están alojados en internet, a los que suelen conocerse como hosts.

Son bastante escalables y suelen costar menos que un servidor físico, además de que tienden a ser seguros.

Brindan acceso remoto a los datos, y sus recursos pueden ser compartidos entre una gran cantidad de usuarios finales a la vez.

DNS

Supongamos que quieres ingresar al sitio de Amazon para buscar un producto.

Gracias a los servidores DNS (Domain Name System, o sistema de nombre de dominio), basta con que conozcas el nombre del dominio (o sea, el nombre de la página a la que deseas acceder, en este caso, Amazon), para que puedas entrar a la web.

Quizá podrás pensar sarcásticamente: «Wow, qué maravilla». Pero en realidad lo es.

Verás, los servidores DNS te ahorran tener que memorizar las direcciones IP (unas enormes series numéricas que sirven para identificar los servidores en los que se encuentran alojadas las webs, y/o los dispositivos que se conectan a internet).

Entonces, cuando tú ingresas en el navegador «Amazon», la señal se lleva al servidor DNS.

Luego, el DNS traduce ese nombre de dominio a la dirección IP, la devuelve al navegador, y así, el explorador ya sabe hacia qué servidor web dirigirse para encontrar el sitio de Amazon y mostrártelo en pantalla.

Proxy

Este es un tipo de servidor que actúa como intermediario entre tú y todo internet.

Como comentamos en el punto anterior, las direcciones IP también sirven para identificar a los dispositivos que se conectan a internet.

Bueno, cuando tú accedes a una web, un servidor proxy hace que la web que visitas no pueda conocer tu dirección IP, sino que, en su lugar, la IP que identifica es la del proxy.

De esta manera, tu navegador establece comunicación primero con el servidor proxy (el intermediario), y no de forma directa con el servidor web.

que son los servidores

File server o servidor de archivos

Esta clase de servidores permiten centralizar archivos con los que grupos de usuarios pueden trabajar, colaborando fácilmente.

Los usuarios que tienen acceso al servidor, pueden crear o modificar archivos y carpetas, pero además, esos accesos pueden mantenerse bajo el control de los administradores del servidor.

Es por ello que es común encontrar estos servidores en las empresas, en donde los distintos departamentos o equipos de trabajo necesitan compartir los archivos y modificarlos, pero también se requiere un control estricto sobre los permisos a los usuarios.

De seguridad

Estos servidores protegen la interacción entre sí mismos y el cliente.

Son los que están especializados en ofrecer protección contra malware, cuentan con antivirus, y otros tipos de softwares que previenen ataques de hackers y de programas maliciosos.

Una de las formas de identificar que un servidor es seguro, es cuando cuenta con certificado SSL/TLS.

VPN

Los servidores VPN o Virtual Private Network (en español red privada virtual), son los que permiten una conexión de red privada entre tú (el cliente) e internet.

Normalmente, para que puedas acceder a internet, tu proveedor de servicio de internet es el intermediario.

Es decir, por un lado estás tú con tu dispositivo, en el medio está tu proveedor, y al otro extremo está la web o internet.

Pero, entre tú y tu proveedor se encuentran los anunciantes, los hackers, e incluso las redes o agencias de gobierno. Todos ellos pueden obtener tus datos fácilmente.

Lo que hace un servidor VPN es que encripta tus datos para que estos personajes no puedan seguirlos.

Clúster de servidores

No es más que un grupo de servidores.

Todos ellos tienen una misma función o propósito, y se utilizan cuando un solo servidor no tiene la capacidad de atender todas las peticiones de los clientes.

Ahora que ya conoces qué es un servidor, su funcionamiento y qué tipos existen, puedes considerar cuál de ellos cubre mejor tus necesidades.

Solamente antes de irte…

¡Recuerda suscribirte!

Entérate de las ultimas
Tendencias y novedades del Marketing